Martín Morales

Las protestas, marchas y saqueos taparon las fechorías cometidas por gobernadores, pues la opinión pública se centró en esas broncas.

Javier Duarte de Ochoa

César Duarte, de Chihuahua

ÁNGEL AGUIRRE, DEL PRD

Rodrigo Medina

Humberto Moreira, de Coahuila

Guillermo Padrés

Gasolinazo

Como anillo al dedo cayó a gobernadores acusados de corrupción, el episodio de protestas por el megagasolinazo de 20 por ciento, porque se ha reducido el interés en estos líderes de la malversación y el endeudamiento público, cuya mayoría goza de la buena vida.

Incluso, algunos politólogos han asegurado que el aumento a los combustibles con los consabidos saqueos por turbas enardecidas presuntamente pagados por políticos, no es otra cosa que una cortina de humo.

Y sí, toda vez que la atención está centrada ya no siquiera en el gasolinazo, sino en los saqueos a tiendas comerciales. ¿Y los gobernantes corruptos? ¿Alguien se acuerda de ellos?

JAVIER DUARTE, VERACRUZ

Javier Duarte, prófugo ex mandatario de Veracruz, posee la corona de gober – ladrón del año, por desviar al menos 35 mil millones de pesos, y es campeón en deuda pública, con 115 mil millones de pesos heredados la entidad. Sin vergüenza, se presentó el 12 de octubre en un programa de televisión, para anunciar su licencia al cargo, y después se hizo ojo de hormiga, aunque sigue publicando en su cuenta de Facebook, tal como hizo el pasado 2 de enero de 2017, posteando fotos con políticos.

Gracias a su red de prestanombres, desvió esos 35 mil millones de pesos federales, según la Auditoría Superior de la Federación (ASF), y de recursos estatales; y de acuerdo al Órgano de Fiscalización Superior de Vera- cruz (ORFIS), 14 mil 300 millones de pesos.

Según legisladores locales de oposición, el daño global a Veracruz asciende a 182 mil 895 millones de pesos, con lo cual compró mansiones, ranchos y terrenos en el país como en Estados Unidos, e incluso España, a nombre de funcionarios de su gobierno. Rodrigo Medina, de Nuevo León OTROS DESTACADOS PRIÍSTAS Otro destacado mandatario priísta es el regio- montano Rodrigo Medina, quien endeudó a su estado con más de 61 mil millones de pesos, mientras el actual gobernador, Jaime Rodríguez, lo acusó de desviar 3 mil 600 millones de pesos, aunque libró la cárcel. Al chihuahuense César Duarte, quien también disparó la deuda local, usó la misma estrategia de crear empresas fantasma para desviar dinero; según el actual gobernador del PAN, Javier Corral, habría malversado por lo menos siete mil 207 millones de pesos.

El coahuilense, también priísta, Humberto Moreira Valdés, fue denunciado por lavado de dinero, desvío de recursos públicos, delincuencia organizada, y fue detenido en España, pero luego liberado, y en este 2017, busca ser diputado local. ¿Alguien se acuerda de ellos…? Como anillo al dedo les cayó la noticia del gasolinazo y los saqueos, que habría sido una cortina de humo perfectamente orquestada.

Deja un comentario