Enrico Garibaldi

 La legisladora local Rebeca Peralta León calificó el aumento del 20 por ciento al precio del gas LP como “uno de los golpes más severos a la economía de las familias mexicanas, que ahora deberán pagar entre 2.50 y 3.00 pesos más por cada kilógramo del combustible”.

Peralta León, expuso que más de 70 millones de mexicanos, que viven en 31.8 millones de hogares, de acuerdo al Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (INEGI), utilizan el gas LP en sus necesidades diarias sea para calentar el agua para bañarse, para preparar sus alimentos o para secar la ropa, añadió.

Aseguró que la decisión del gobierno federal de decretar la liberación del precio de los combustibles es “desafortunada porque ahora no sólo se gasta más dinero para la compra de gasolina, sino que las amas de casa destinan a partir de enero de 2017, 310 pesos para la compra de un cilindro de gas de 20 kilos y 480 pesos para la compra de un tanque de gas de 30 kilos”.

Recalcó que “de la noche a la mañana desembolsan más 48 pesos para adquirir el tanque de 20 kilos y más de 87 pesos para el de 30 kilos”.

Recordó que desde agosto de 2016 se pagaban 261.60 pesos y 392.40 pesos para la compra de tanques de 20 y 30 kilos, respectivamente, por lo que es “lamentable que el gobierno federal evada su responsabilidad y deje en manos de las empresas fijar el costo del energético”.

Apuntó, “las empresas siempre buscan ganar de todas, todas, y al iniciar el año ya se paga 2.42 pesos más por cada kilo de gas LP en el caso de los tanques de 20 kilos, cuyo precio estaba en 13.08 pesos por kilógramo y ahora está en 15.50 pesos. En el caso del cilindro de 30 kilos pasó de 13.08 a 16.00 el kilo, es decir, 2.92 pesos más respecto al año pasado”.

Insistió en que “se trata del golpe más severo, agresivo y cruel hacia las familias mexicanas, por lo que exigiremos al gobierno que dé marcha atrás en la decisión de liberar el precio de los combustibles y para que los gaseros no hagan de las suyas a costas de los mexicanos”.

Añadió, “el aumento al precio de las gasolinas sin ninguna duda pega fuerte a los bolsillos de los mexicanos pues subirá el costo del transporte, la tortilla y los productos de la canasta básica”.

Deja un comentario