Leo Díaz

El gobierno del Distrito Federal  acusó que hay sospecha de mano negra del poder judicial,  ya que a cuatro días de haberse presentado más de  22 amparados individuales contra el gasolinazo, la jueza de distrito en materia administrativa se declaro incompetente turnándolos al juzgado especializado en materia económica y de hidrocarburos.

El Consejero Jurídico y de Servicios Legales de la CDMX, Manuel Granados  Covarrubias, dijo que el poder judicial no debe caer en la tentación de batear los amparos porque hoy en día la inconformidad social que se vive en la Ciudad de México y el resto del país, no está para enfrentar más a los mexicanos.

Advirtió que se corre el riesgo de que las autoridades judiciales cambien la situación jurídica del gasolinazo, tomando en cuenta que durante el mes de febrero se liberarán los precios de las gasolinas y diesel a la libre oferta y demanda.

“Nosotros estaremos atentos a los cambios que marque el poder judicial, por lo que nos apoyaremos de juristas y expertos en la materia para hacer uso de todos los instrumentos legales, y evitar que las autoridades judiciales actúen de manera parcial”, puntualizó.

Ante dicha situación, el Consejero Jurídico de la CDMX, convocó a todos los que se sientan afectados por el gasolinazo a amparase a través de la página electrónica que la consejería dispuso para evitar que la administración peñista se salga con la suya.

“Nosotros le hacemos un llamado al poder judicial que no solo con legalidad resuelva, sino con sensibilidad social, porque las condiciones políticas, sociales y económicas  no están para simular”, advirtió.

Deja un comentario