Leo Díaz

 Más temprano que tarde tenía que encontrarse con la horma de su zapato. Las bravuconadas del ex manager city de la delegada de Miguel Hidalgo Xochitl Gálvez, Arne Aus den Ruthen Haag ya le valieron dos demandas más ante la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal y de la PGR, por parte del priista Cesar Camacho Quiroz por agresiones, amenazas y lo que resulte.

Los jitomatazos que Arne asestó en plana cara al Coordinador de los diputados priistas en la asamblea constituyente Cesar Camacho Quiroz, le valió la demanda MP, CUH/2, Unidad de Investigación número 2 con número de expediente CIFCH/ CH- 2/UI-2S/D/291/01/-2017, por amenazas y por la agresión en contra de su persona.

El argumento del ex city manager fue que los jitomatazos contra el legislador priista, fue por no regresar el bono navideño de 150 mil pesos como un gesto de solidaridad con la ciudadanía por el gasolinazo que impuso la administración de Enrique Peña Nieto a partir del primero de enero de este año.

El legislador priista señaló que la acusación la interpuso horas después del ataque que sufrió ante las referidas instancias de procuración de justicia.

Dijo que las procuradurías integrarán lo que puede proceder, al ser una agresión a un legislador federal.

Agregó que este tipo de amenazas no lo amedrentan y citó que fue reprobado ese hecho en forma unánime por los diputados de oposición.

 En su defensa, Arne expuso que asumía su responsabilidad sobre lo ocurrido y aceptó que violó la Ley de Cultura Cívica al vejar al legislador,  por lo que con gusto pagará su multa de 800 pesos que corresponde. Y sostuvo que ningún tipo penal se puede configurar por lo ocurrido.

La segunda demanda fue presentada ante el agente del Ministerio Público de la federación, Herminio Cervantes Huerta, en funciones de Fiscal Orientador de la Unidad de Atención Inmediata, adscrito a la Dirección General de Control de Averiguaciones Previas, de la Subprocuraduría de Control Regional Procedimientos Penales y Amparo de la Procuraduría General de la República.

Sin embargo, el panista carga en su haber otras tres denuncias por robo y una recomendación ante la Comisión  de derechos Humanos del Distrito Federal,  por hacerla de “defensor popular” e intimidar a los enemigos a través de redes sociales.

Arne Aus den Ruthen Haag subordinó sus vínculos con Xochitl Ruiz cuando ella asumió el cargo de delegada en Miguel Hidalgo el primero de octubre de 2015. A partir de ahí Arne con Periscope en mano empezó a intimidar, agredir y a balconear a quienes consideraba que actuaban fuera de los reglamentos de la demarcación. Sin embargo  sus opositores lo acusaron de “mirar la paja en el ojo ajeno y no en el suyo”, es decir combatir lo que a su consideración es irregular o ilegal, pero en sus propiedades  o las de sus familiares las ve como normales, aun cuando violen la ley.

En varias ocasiones metió en problemas legales a su ex jefa Xochitl Galvez, quien todo le consentía, porque le daban vuelta a la ley y continuaban con periscope en marcha para balconear a quienes consideraban sus enemigos.

 A final de cuentas Xochitl Galvez ya no pudo sostener a Arne como City Manager de la delegación porque su brazo derecho resultó que salía de una bravacunada y se metía en  otra. Lo peor fue cuando lo cacharon que lo que denunciaba, él lo practicaba, es decir que tenía una construcción irregular con cinco pisos de más en  la demarcación que comanda su ex jefa.

El ex asambleista, resultó un pajaro de cuentas, violador de las leyes que según el buscaba respetar.

A final de cuentas la justicia lo alcanzó. El 21 de junio del año pasado por denuncias ciudadanas, el Instituto de Verificación Administrativa (INVEA), clausuró el edificio de ocho pisos ubicado en la calle Tiburcio Montiel, número 18, en la colonia San Miguel Chapultepec, delegación Miguel Hidalgo, por exceder el número de pisos permitidos en el programa delegacional de desarrollo urbano.

El inmueble es  propiedad de su familia y el argumento fue que sólo se le realizaban trabajos de reforzamiento.

Aludió en su defensa que contaba con derechos adquiridos al tratarse de una contrucción de 1970, cuando no existía ninguna restricción de altura.

Sin embargo, después de la revisión realizada por personal del INVEA, se determinó que se habían perdido los  derechos al interrumpir el uso que tenía para oficinas, por lo cual ordenó la clausura y la demolición de cinco niveles, pues el máximo permitido en la zona es de tres.

A partir de ahí la suerte de Arne, estaba echada, porque conocidos y desconocidos empezaron a presionar a su jefa Xichitl Galvez para que fuera destituido, porque un personaje como el, de doble moral, no podía seguir desempeñando un cargo público con cargo al erario de la delegación.

Julio Herrrera, coordinador vecinal de San Miguel-Chapultepec, uno de muchos críticos de Arne,  juró que no descansará hasta que la jefa delegacional cumpla su promesa de no permitir construcciones irregulares en la demarcación.

Adicional a la queja ante el Invea, está pendiente de resolución una denuncia interpuesta por el PRD contra Xóchitl Gálvez, por solapar las irregularidades detectadas en la demarcación.

Después de cerrar los ojos temporalnente ante las denuncias ciudadanas, la hidalguense se vió obligada de desprenderse de su más fiel subordinado. Le dió las gracias, pero Arne se tomó muy en serió su papel de “Robin Hood”, defensor de los pobres  y empezó amenazar y agredir a quienes considera sus enemigos, por lo que logró unificarlos…..pero en su contra.

—– El 13 de agosto de 2016, Anastacia Rivas, persona de

                la tercera edad con discapacidad auditiva, denunció

                penalmente al ex city manager y a dos empleados

                más por robo, violencia de genero, discriminación y

                usurpación de funciones.———

———Con el númro Cl-FCH/CUH/-7/UI-2s-D/02205-

                 2016, la SEMOVI presentó la denuncia ante el

                 ministerio público, contra Arne A

us den Ruthen Haag,

                 por sustracción y daño causado a una carpa

                 instalada afuera de las oficinas de control vehicular

                 Insurgentes.——-

——– La CDH-DF, tiene integrados tres expedientes de queja

                promovidos contra Arne Aus den Ruthen, por el uso

                de periscope.

                acusado de realizar actos presuntamente violatorios

                de los derechos humanos a la seguridad jurídica, a la

                 honra y a la protección de la imagen.——-

Deja un comentario