Por: Leo Díaz

Después de ocho días de mantenerse en huelga de hambre itinerante afuera de la Catedral Metropolitana, el ex brazo derecho del jefe delegacional en Cuauhtémoc Ricardo Monreal Avila, Pedro Pablo de Antuñano decidió darla por terminada, anunciando que aun cuando fue exonerado, no regresará al cargo público que tenía en la demarcación.

Pedro Pablo de Antuñano, quien se desempeñaba como Director General Jurídico y de Gobierno de la delegación Cuauhtémoc, cuando fue sorprendido por policías de tránsito el 15 de septiembre de 2016 en la noche con 600 mil pesos en efectivo, detalló que la PGJDF lo exonero y al quedar limpio su nombre decidió levantar su huelga de hambre.

Anunció que junto con sus abogados darán la batalla legal contra una posible sanción de la contraloría general de la Ciudad de México, tomando en cuenta que la propia PGJDF anunció que no hay delito que perseguir y por ello, señaló, le fueron regresados los 600 mil pesos en efectivo.

Anuncio que ahora desde la trinchera ciudadana e independiente llevará a cabo trabajos para afrontar el proceso electoral de 2018.

Deja un comentario