Por: Leo Díaz

Se lava las manos el jefe de gobierno del Distrito Federal Miguel Angel Mancera,  por  la rebatinga política que existe al interior del PRD, al señalar que nada tuvo que ver con la separación del senador Miguel Barbosa como coordinador de su bancada en el senado.

Después de que  Miguel Barbosa, denunció que detrás de su separación estaba la mano de Mancera, el gobernante capitalino se salió por la tangente, al señalar que ni siquiera se ha registrado como militante del partido, como para estar detrás de esa acción.

“Entendemos lo que es el calor político, pero le deseo mucho éxito a él y a todos los demás”, argumentó.

Según Mancera Espinosa, nunca haría nada que perjudique al PRD. Lo que sí dejó en claro es que el partido tendrá que reagruparse, para tener fuerza y enfrentar las contiendas electorales que están en puerta.

Dijo que es  importante que el PRD ya dé una señal “yo le deseo mucho existo”, señaló.

Entrevistado  después de encabezar el  festival socio-cultural en el marco del día internacional de la mujer, Mancera Espinosa   presumió que en la Ciudad de México es donde más se garantizan los derechos de este sector de la población.

Según Mancera, los silbatos anti acoso y autobuses exclusivos para las mujeres entre otros programas, son muestra de que se busca la igualdad en la capital de la república.

Más tarde, por órdenes de MAME, las trabajadoras del GDF, llevaron a cabo un paro de labores de 4 a 4:30 horas con motivo del día internacional de la mujer.

Deja un comentario