En caso de haber renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), México debe apostar por una garantía de los derechos humanos, que reconozca y proteja los derechos culturales de los migrantes, aseguró el legislador local José Alfonso Suárez del Real y Aguilera, durante el Foro: El sector cultural. Propuestas para un nuevo Tratado con Estados Unidos.

Suárez del Real mencionó que es urgente lograr la equidad y garantizar los derechos culturales no sólo de nuestros los connacionales, si no también, de aquellos que encuentran en nuestras expresiones, un motivo de goce y no sólo un objeto de consumo.

Comentó que en Estados Unidos de América radican más de 50 millones de hispanos, de los cuales, al menos 30 millones son de origen mexicano, quienes deben tener derecho de pertenencia a cualquiera de las expresiones culturales mexicanas, así como a la libertad creativa para fusionar su cultura con otras manifestaciones propias del lugar en donde viven.

Resaltó, “hoy en día los derechos culturales de los mexicanos no están reconocidos en el Tratado del Libre Comercio, pues no se aplicó lo dictado por el artículo 15 del Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales, ratificado por México en 1981, que establece que cada persona posee derechos culturales que se pueden ejercer en cualquier parte del planeta”.

Lamentó que la ausencia de esta visión garantista de derechos permitió considerar al migrante como mera mano de obra. A los estadounidenses, agregó, les acomodó la visión del quehacer cultural como un servicio del Estado y no como un derecho de las y los mexicanos.

Escrito por: Enrico Garibaldi