Escrito por: Adalberto Villasana

Sígueme en Instagram, me encuentras como villasana10

En México la gente no lee porque no tiene tiempo, porque no tiene ganas. Los hombres de gris se han robado nuestro tiempo, como escribiera Michael Ende en su novela Momo. Pero también porque nos hemos alejado de los libros, con los “gagets”, las mágicas maquinitas que nos tienen atrapados.

Leer ayuda a recomponer nuestro tejido social. Las campañas de promoción de la lectura deben ir acompañadas de acceso a los libros, porque la gente no tiene dinero para adquirirlo, y apoyos visuales, porque hay un sector de la población que no ve y necesita lentes.

Por es: “El mundo está lleno de libros preciosos que nadie lee”, como expresara el filósofo italiano Umberto Eco. Ayer celebrados el Día del Libro y mucho se dijo, ahora falta hacerlo y empezar a leer.

Y en México, qué pasó con las bibliotecas de aula, los círculos de lectura en el aula, ahora, de acuerdo con el Módulo de Lectura (MOLEC) del INEGI, los mayores de 18 años en México dedican 38 minutos a la lectura por sesión continua.

Pero se requiere una estrategia integral para fomentar el hábito en casa, desde edades tempranas motivar a niños y jóvenes, también en las escuelas y ampliar el número de bibliotecas públicas.

En este país sólo hay una biblioteca por cada 15 mil habitantes. El interés es que éstas sean centros de reunión, espacios culturales y lugares de intercambio de expresiones escritas para promover la lectura.

Además, sería recomendable establecer dichos acervos literarios en las delegaciones o municipios y, a la par, reforzar los ya instalados en las aulas.

Cifras del MOLEC revelan que de cada 100 personas, 45 leyeron al menos un libro en los últimos 12 meses y 43 algún periódico, en la semana anterior en que se hizo el levantamiento, en febrero pasado, en ese momento la población alfabeta de 18 años y más en México, dijo que dedica 38 minutos por sesión continua de lectura.

Mientras que 43 leyeron algún periódico en la semana anterior al levantamiento del Módulo, 41 leyeron páginas de Internet, foros o blogs, y 37 leyeron alguna revista en los tres meses anteriores al levantamiento.

Este Módulo genera información estadística sobre el comportamiento lector de la población de 18 y más años de edad que reside en ciudades de 100 mil y más habitantes en México, para que sea utilizada en esfuerzos para el fomento de la lectura. Pero no vemos resultados positivos, al contrario, existe la percepción de que cada vez leemos menos, porque los niños no ven a los adultos hacerlo.

De la población considerada en el Módulo, 97.3% es alfabeta, y de este grupo poblacional, 79.7% leyó en el último año por lo menos alguno de los materiales indicados.

Del total de la población de 18 y más años de edad alfabeta que declaró no leer ningún tipo del material considerado por MOLEC, se identificó que las razones principales por las cuales no se lee, son principalmente por falta de tiempo (40.6 por ciento), seguida de falta de interés (26.8 por ciento).

Textualmente hay que decirlo: Para mejorar social y económicamente hay que leer, una de las debilidades del sistema educativo nacional, es la falta del ejercicio de la lectura, por eso nuestros estudiantes no comprenden los textos. Incrementar la lectura favorecerá no sólo los índices educativos, sino los económicos y sociales. Empecemos a leer, aunque sea solo por curiosidad.

Sígueme en Twitter, me encentras como @TXTUALes

Deja un comentario