Escrito por: Leo Díaz

Con desconcierto y enojo recibieron  los usuarios  el incremento de un peso a la tarifa del pasaje del transporte público, que entró en vigor este jueves en la Ciudad de México, autorizado por autoridades capitalinas.

A partir de este jueves, los usuarios “desconcertados”, tuvieron que desembolsar 6 pesos en lugar de 5  para pagar  el transporte público concesionado  durante los primeros cinco kilómetros, después el pasaje es de 7 pesos.

Joselyn Torre Blanca, Guadalupe Hernández,  Rubén Díaz, y diez usuarios más dijeron que  aunque  el alza haya sido de un peso, les afectó porque unos son estudiantes y viajan con un presupuesto limitado las escuelas  y otros subsisten vendiendo artículos varios en la vía pública.

Por su parte, los  trabajadores del volante dijeron que el alza de un peso, lejos de beneficiarlos fueron perjudicados, porque ahora los dueños de las unidades les subieron la cuenta diaria de 800 pesos a mil 500 pesos.

Javier Rocha Guillen quien maneja un microbús, dijo que hubiera sido mejor  que la tarifa se quedara  como estaba, porque los operadores se enfrentan ante los usuarios enojados y a final de cuentas lo únicos que ganaron fueron  los dueños, señaló.

Deja un comentario