Escrito por: Martín González García

La Lic. Xochitl Ramírez Aguilar, nos comparte, su experiencia profesional.

En el tiempo que liberé mi Servicio Social (año 2009), se me presentó la oportunidad de pertenecer a una de las Aduanas del SAT, la cual con mucha emoción acepte. El primer paso era llevar la documentación que me pedían para que más adelante me aplicaran diferentes exámenes y así lo hice. Entregue mi documentación completa, realice como siguiente paso mi examen Psicológico, y al día siguiente me aplicaron lo que sería el examen Médico-Toxicológico, para terminar por fin con el Polígrafo. Cinco horas tardó mi examen de Polígrafo; cinco horas y sin haber comido nada, ¿Valió la pena?…

La respuesta es, claro que si, valió la pena y mucho. A la siguiente semana me llamaron para recoger mis uniformes, nuevecitos, y para firmar mi contrato con la dependencia. Me incorpore como mi primer punto, en la Aduana de la Ciudad de México, en donde la operación es infinita. Llego la quincena y justo cuando cayó nuestra primera nómina nos avisaron que nos teníamos que presentar a la brevedad en el Auditorio.

Contando, éramos 15 personas que nos acabábamos de incorporar. En ese momento llego un Subadministrador de Operación Aduanera, y nos fue llamando por nuestro nombre. Al pasar con él, nos buscaba en una lista y nos entregaba una hoja.

Nos dijo: “Chicos, se van a Cancún, mañana sale su vuelo a las 4:00 pm., por lo que se les va a dejar salir temprano el día de hoy por los asuntos que tengan que resolver”

Llegue a mi casa y aún sentía tanta emoción que podría decir que mi corazón estallaba. Hice mis maletas y al día siguiente partí. Al llegar a Cancún, en el Aeropuerto, conocí a muchísima gente, de todas partes de la República, mujeres y hombres que desempeñábamos las mismas funciones, y que percibíamos el mismo salario. Había igualdad, y se respetaba a todo el mundo. Aunque había personas de muchas carreras, puedo asegurar que un 85% éramos egresados de Comercio Exterior, Relaciones o Negocios Internacionales.

La lección más importante: “Nunca recibas nada, absolutamente nada de nadie, porque si no te vas a sentir comprometida con tus acciones”, y así es.

¿Cuáles son tus funciones como Oficial de Comercio Exterior?

Primeramente, convives con Transportistas, representantes de aerolínea, maleteros, personas que trabajan en empresas de arrastre, montacarguistas, encargados de Almacén, pasajeros, personal de limpieza, marinos, militares, policía federal, autoridades Aeroportuarias, de Aviación Civil y un sin fin de personas.

Después, dependiendo el área que te tocará cubrir son las funciones que realizas. Recordemos que verificar la salida, llegada, tránsito de mercancías; en que se transportan y quien las transporta, es la función más importante de este puesto.

¿Qué significa trabajar en Aduana?

Significa que te van a cambiar de estado y que te vas a mudar con todas tus cosas las veces que te lo pidan. Significa que tendrás que pagar renta y no vivirás con tu familia de sangre, pero si tú quieres, consideraras como tu nueva familia a los compañeros con los que compartas el mismo techo. Trabajaras más de 12 horas diarias, sin descansar sábados ni domingos, y si te va bien, te darán un día de descanso a la semana. Es posible que la fecha de tus vacaciones te la cambien unas tres veces antes de que te las autoricen y también tendrás un desgaste físico exhaustivo. Significa que haya huracán o no, trabajas normal.

Durante la capacitación, te hacen correr un maratón de 15 Km diarios mientras cantas y no te ganarás un premio de $50, 000 pesos. Pero serás uno de los afortunados, que lleguen a bañarse con agua caliente, porque el boiler solo lo prenden 5 minutos diarios, para 500 personas, que al igual que tú se tienen que bañar.

Tampoco te dejan salir temprano el día de tu cumpleaños, porque cumpleaños o no, la operación de la Aduana sigue.

Es muy probable que muchos mexicanos te decepcionen, al llegar contigo y quererte corromper, es muy triste. Sin embargo, tuve la fortuna de conocer a muchos compañeros que al igual que yo, tienen valores, principios e ideales y aún en estos tiempos, luchan por ellos.

En pocas palabras, significa que va a ser la mejor experiencia de tu vida.

Deja un comentario