Desde el punto de vista estético la piel ha sido considerada símbolo de belleza por numerosas culturas. En la actualidad diversas compañías de cosméticos dedican sus esfuerzos a hallar nuevas fórmulas que permitan rejuvenecer y proteger la piel. La forma más común de tratamiento de belleza son las mascarillas.

No hay nada más refrescante para el rostro que una  mascarilla natural. Dedica una hora del día o de la noche a tu rostro, él también precisa de tu atención. Antes de aplicarte la mascarilla que necesites, lávate el rostro para eliminar el polvo y el sudor. Recuerda que debes preparar solo la cantidad que vas a utilizar en el momento, aunque, en ocasiones es posible dejar la mascarilla hasta el día siguiente en un recipiente de barro dentro del refrigerador. Puedes aplicarlas todos los días pero es preferible dejar la piel del rostro descansar un día de por medio.

Existen varios tipos de mascarilla, a continuación te mostramos algunas de ellas que no te costaran mucho, son naturales y te darán excelentes resultados.

img39

Mascarillas exfoliantes

Mascarilla de Miel y almendras

Para preparar el más exquisito exfoliante casero solo necesitas una cuchara sopera de miel y dos almendras. Tritura las almendras con el mortero hasta queden un polvo muy fino y mézclalo con la miel, luego añade una cucharadita de zumo de limón. Aplícalo suavemente en el rostro dándote masajes circulares y déjalo secar  durante 15 minutos. Enjuágate con agua tibia. Te sentirás rejuvenecida.

Mascarilla de Miel

¿Quieres tener la piel tersa y suave? Aplica la miel uniformemente por todo tu rostro. Déjala durante quince minutos y luego retírala con agua fría. Ya verás qué bien se siente.

Mascarilla de Avena

img43

Es increíble lo suave que queda la piel después de utilizar esta mascarilla. Solo necesitas licuar o machacar muy bien media taza de avena y agregarle media cucharadita de miel de abejas, dos cucharadas de leche, dos gotas de aceite de geranio y dos gotas de aceite de manzanilla. Mezcla bien y aplica esta pasta con tus dedos mediante masajes circulares. Déjala por 15 minutos y retírala con agua tibia. Tu piel quedará tan suave como la de un bebé. Puedes añadirle a la mezcla 5 gotas de zumo de limón si tienes una piel grasa.

Mascarillas hidratantes

Mascarilla de Frutas

Ciertas frutas son ideales para hidratar tu piel debido a su alto contenido de agua. Utiliza, por ejemplo, un plátano maduro y haz una pasta, la cual aplicarás en sobre tu cara y el cuello suavemente. Espera 15 minutos y retira la mascarilla con agua fría para activar la circulación sanguínea.

img46

Mascarilla de Pepino

Ya conocemos las maravillosas propiedades del pepino: es delicioso, fresco e ideal para una dieta balanceada. Pues no te imaginas los cambios que puede lograr en tu piel, sobre todo si has tomado demasiado sol en un día de playa. Pela un pepino y muélelo bien fino hasta obtener una pasta (no te olvides de guardar dos rodajitas para tus ojos), extiéndela por todo tu rostro y descansa por 15 minutos. Retira con abundante agua fría y veras tu piel fresca y humectada.

Mascarillas renovadoras contra arrugas y ojeras

Mascarilla Rostro terso

Otra vez la miel y el huevo, una mezcla sin par para la belleza. Combina dos cucharadas de miel con una clara de huevo batida.  Mezcla con una cucharada de zumo de limón y aplícatela en el rostro, masajeando suavemente. Sentirás como tu piel se estira. Déjala durante 20 minutos y límpiate el rostro con leche descremada tibia. Una delicia de tratamiento.

img48

Mascarilla de Rosas y Juventud

Pues sí, era cierto lo que contaban las mujeres en la antigüedad, algo tan efímero como una rosa  conserva el secreto de la eterna juventud. ¿Deseas probarlo? Pues tritura los pétalos de cinco rosas frescas hasta hacer una pasta y déjala actuar en tu rostro durante 15 minutos. Retírala con agua fría ¡Y verás los resultados1

Mascarilla de Yogurt

Las arrugas hablan de experiencia y madurez pero a nadie le gustan, con esta mascarilla las suavizarás. Mezcla un vaso de yogurt natural con una cucharadita de semillas de hinojo y otra de hojas de la misma planta trituradas. La crema debe ser homogénea cuando la apliques en tu rostro. Déjala durante 20 minutos y retírala con agua tibia. Repítelo día a día y tu piel lo agradecerá.

img51

Mascarilla de aguacate y aceite de almendras

Utiliza medio aguacate maduro, tritúralo con un tenedor y agrega dos cucharaditas de aceite de almendras. Puedes sustituir el aceite de almendras por aceite mineral (aceite de bebé), pues es un excelente hidratante no oclusivo. Aplícala por todo el “rostro” y déjala durante 20 minutos. Retira con agua tibia.

Mascarilla de aceite de coco y oliva

Mezcla dos cucharadas de aceite de coco extra virgen con una cucharada de aceite de oliva. Esparce sobre el rostro y deja reposar por 20 minutos. Retira con agua tibia. Esta mascarilla hidrata y limpia suavemente los poros.

img54

Mascarillas contra el acné, las espinillas y las manchas

Mascarilla de Tomate

El tomate tiene variados efectos sobre la piel: hidratante, tensor y exfoliante. Si deseas que esos molestos granitos y puntos negros desaparezcan pica un tomate a la mitad y pásalo por tu rostro. Déjalo actuar durante 15 minutos y retíralo con agua tibia ¡Verás los resultados!

Mascarilla de Limón

El limón es la fruta de los mil usos ¡quién se iba a imaginar que también elimina las manchas! Pues bien, mezcla una cucharada de miel de abejas con otra de zumo de limón. Aplícala con un algodoncito en la piel del rostro y déjala durante 20 minutos. Retira la mascarilla con un algodoncito y agua mineral. Ten cuidado de limpiarla bien pues la exposición al sol de la piel con limón provoca manchas.

img57

Mascarillas Estimulantes

Mascarilla de Fresas

Si sientes la piel reseca utiliza esta magnífica crema natural para hidratarla y nutrirla. Tritura varias de fresas y mézclalas con miel. Aplica esta crema en tu piel y déjala por 20 minutos. Retírala con agua fría y siente como tu belleza vuelve con nuevos bríos.

img59

Mascarilla de Crema nutritiva

Luego de exfoliarte lo mejor es aplicar una crema nutritiva que estimule tus células. Combina 1 cucharada de miel, 1 cucharada de agua mineral, 1 cucharadita de agua de rosas y una cucharada de yogur o leche. Aplícala en tu rostro con un algodoncito y déjala actuar durante 15 minutos. Retírala con abundante agua fría y mírate al espejo. Seguro notarás cambios.

img66

Existen diferentes mascarillas destinadas a distintos tipos de piel:

Dos mascarillas para deshacerte de los granos

  • Parte en trozos una zanahoria, cocínala con abundante agua y haz un puré: aplícalo sobre las zonas afectadas por el acné.
  • Machaca una aspirina y mézclala con agua hasta conseguir una pequeña pasta. Con un bastoncillo aplícatela en el granito en concreto a tratar.  Su poder astringente hará que se reduzca.

img69

Mascarilla apta para todo tipo de piel

  • Mascarilla de linaza: se mezcla linaza con agua y posteriormente se calienta al baño maría; cuando se ha formado una pasta se retira y se deja enfriar; cuando esté tibia se extiende sobre la cara  y se deja durante 15 minutos.

Mascarilla para pieles grasas

  • Mascarilla de avena: mezcla dos cucharadas de avena con leche si la piel es seca o con agua si la piel es grasa hasta formar una pasta suave; extiéndela sobre la piel, déjala 15 minutos y enjuaga con agua tibia.

Mascarillas para pieles deshidratadas

  • Mascarilla natural de aguacate: tritura medio aguacate y mézclalo con una cucharada de zumo de limón, otra de nata y dos cucharadas de zumo de zanahoria. Aplica la preparación dejando que actúe unos veinte minutos. Después lávate con agua templada.
  • Mascarilla de plátano: machaca un plátano, agrega una cucharada de miel y cinco cucharadas de harina de avena y mézclalo hasta que forme una pasta uniforme. Aplica la mezcla en toda la cara, excepto alrededor de los ojos, y déjala actuar 15 minutos. Limpia enjuagando la cara con agua templada o de rosas.

img72

Mascarilla de aguacate y aceite de almendras

Utiliza medio aguacate maduro, tritúralo con un tenedor y agrega dos cucharaditas de aceite de almendras. Puedes sustituir el aceite de almendras por aceite mineral (aceite de bebé), pues es un excelente hidratante no oclusivo. Aplícala por todo el “rostro” y déjala durante 20 minutos. Retira con agua tibia.

img74

Mascarilla de aceite de coco y oliva

Mezcla dos cucharadas de aceite de coco extra virgen con una cucharada de aceite de oliva. Esparce sobre el rostro y deja reposar por 20 minutos. Retira con agua tibia. Esta mascarilla hidrata y limpia suavemente los poros.

img77

Deja un comentario