Escrito por: Enrico Garibaldi

A fin de ampliar el marco de derechos que contribuyan a fortalecer los lazos familiares, el presidente de la Mesa Directiva en la ALDF, Mauricio Toledo, presentó una iniciativa que busca ampliar la licencia de paternidad en la Ciudad de México.

Toledo Gutiérrez, mencionó “la propuesta busca aumentar las posibilidades de que los hombres asuman responsabilidades parentales y del cuidado de los hijos. Esto beneficiará a los niños y ayudará a aumentar la participación de las mujeres en el mercado de trabajo”.

Apuntó “por esa razón, presento esta iniciativa que propone incrementar el número de días de permiso de paternidad de 15 que actualmente considera la Ley de Igualdad Sustantiva entre Mujeres y Hombres del Distrito Federal, a 30 días de licencia con goce de sueldo”.

Señaló que pese a los esfuerzos en materia legislativa para incentivar la participación de los padres en el cuidado de los niños, los avances en América Latina son mínimos y en Europa se pueden apreciar importantes logros en la materia,  mientras que en México no se ha podido avanzar lo suficiente.

Indicó “en nuestro país, pese a que se han dado importantes avances en materia legislativa sobre la igualdad entre hombres y mujeres, la parte relativa a licencia de paternidad, la situación no es muy halagadora. La Ley Federal del Trabajo, sólo otorga a los hombres trabajadores un permiso de paternidad de 5 días laborales con goce de sueldo por el nacimiento de sus hijos y de igual manera en el caso de la adopción de un infante”.

Expuso “en lo que respecta a los trabajadores que prestan sus servicios en el gobierno de la Ciudad, el jefe de gobierno emitió en noviembre de 2013 un acuerdo para que los servidores públicos puedan disfrutar de una licencia de quince días naturales de descanso con goce de sueldo”.

Ante esta situación, insistió en la necesidad de reforzar los lazos familiares, además de fomentar la igualdad de género en las familias capitalinas, “la experiencia de la paternidad podría estar contribuyendo a que experimenten un cambio en sus actitudes de género hacia un modelo menos sexista, fomentando conductas más igualitarias en el hogar y en la pareja, como se ha reflejado en algunos estudios. La extensión de los permisos de paternidad constituiría un instrumento para fomentar una mayor igualdad entre las mujeres y los hombres en el cuidado de sus hijos”.

Deja un comentario