Escrito por Greichs

Del vínculo familiar nacen ciertas fuentes variadas de derechos y obligaciones, que no pueden en ningún momento ser  renunciables ni objeto de transacción, tal es el caso del derecho de recibir y dar alimentos, dentro del derecho familiar  son los elementos indispensables que necesita un individuo, para subsistir en su entorno físico, moral y social.

Estos consisten en la comida, el vestido y calzado, la habitación, la atención médica, la educación y los elementos necesarios para descanso, esparcimiento y recreación, para quienes tenga algún tipo de discapacidad o hayan sido declarados en estado de interdicción se les proporcionara  lo necesario para su rehabilitación y desarrollo.

El Código Civil del Distrito Federal establece que los cónyuges están obligados a darse alimentos, a excepción de lo establecido en el artículo 302, de igual manera los padres están obligados a dar alimentos a sus hijos y estos a sus padres, en caso de carecer de capacidad económica, así mismo se hace mención que en el supuesto de que los padres estén imposibilitados, la obligación caerá en los demás familiares ascendentes en línea sanguínea y en caso de  hijos  imposibilitados para dar alimentos a sus padres, estarán obligados los descendientes de estos, por otro lado al no haber ascendentes ni descendientes se consideraran a los demás parientes.

Es importante resaltar que los alimentos se deben dar de forma proporcional, esto de acuerdo a la posibilidad del que debe darlos y a las necesidades de quien deba recibirlos, es decir que el porcentaje de pensión alimentaria será determinado por convenio o sentencia, en caso de no saber con exactitud su salario o ingreso, se determinara de acuerdo a la capacidad económica  o  por la calidad de vida  que lleva el acreedor alimentario, en ningún caso se obliga a darlos para proveer de capital a los hijos para ejercer el oficio, arte o profesión a la que se dedique.

Por otro lado cuando el o los deudores alimentarios, no estuvieran presentes o estuvieran, abandonaran o se negaran a dar alimentos, serán responsables de la deuda que contraigan para cubrir la existencia de los acreedores alimentarios y podrá ser garantizada mediante hipoteca, prenda, fianza, deposito o cualquier otra forma que considere el Juez de lo Familiar en juicio.

También los acreedores alimentarios tendrán derecho preferente sobre los ingresos y bienes de quien tenga dicha obligación, respecto de otra calidad de acreedores. Dicho lo anterior, se debe de tomar en cuenta cada una de las  indicaciones hechas por la Ley Civil, para evitar complicaciones personales y patrimoniales en caso de ser declarado deudor alimentario moroso.

Es importante estar informados sobre las responsabilidades que se tienen  como padres, así como de los derechos y obligaciones que se desprenden al tener  hijos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s