Escrito por: Enrico Garibaldi

La legisladora local Socorro Meza Martínez exhortó a las autoridades de salud, tanto de la Ciudad de México como del gobierno federal, para enfatizar la importancia de la leche materna en polvo, de la cual dijo tendrá un enorme impacto social, no sólo en la capital sino en todo el país, con miras a erradicar el hambre, incluso en América Latina.

Meza mencionó que “en los últimos años las madres cada vez tienen más problemas para amamantar, ya sea por sus jornadas de trabajo, por algunos padecimientos de salud, e incluso por no producir suficiente leche que los bebés necesitan para su correcto desarrollo actualmente sólo 38 por ciento de los recién nacidos son puestos en el seno materno durante la primera hora de vida en México”.

La también presidenta de la Comisión de Abasto y Distribución de Alimentos afirmó que existe la necesidad de alimentar con leche materna a los bebés en edad de lactancia, que por alguna razón sus madres no pueden amamantar.

Comentó que los motivos en la Ciudad de México son el estilo de vida actual, en donde la mujer se ha incorporado plenamente al mercado laboral, el acoso sexual en el transporte público, o la inseguridad para amamantar en espacios abiertos, como sucedía antes.

Apuntó, “se han implementado algunos bancos de leche humana pasteurizada (BLH)    en algunos hospitales de esta ciudad, pero su abasto es muy limitado debido a la falta de información y de difusión sobre la importancia de donar leche”.

Informó que continúa en marcha el primer proyecto de ‘sintetización de leche humana en polvo’ para los bancos de leche establecidos hasta ahora en la Ciudad de México. Los BLH someten al producto, primero a altas temperaturas, y después se conservan en refrigeración o congelación y durante ese proceso se destruyen algunos compuestos nutricionales y funcionales inherentes a la leche materna como enzimas, factores que ayudan al crecimiento, inmuglobinas, vitaminas y otros que son sensibles al calor.

Reiteró  la  importancia de la leche humana para el futuro de la infancia, pues es determinante, tanto en su salud como en su capacidad de aprendizaje y desarrollo, “una desventaja de la pasteurización es la pérdida de propiedades. Con el secado de la leche para transformarla en polvo la mayoría de los nutrientes se mantiene, mientras que con la pasteurización algunas vitaminas como B2 y B6 se reducen hasta en 59 y en 96 por ciento, respectivamente. Por ello, es importante poner en marcha la tecnología de secado por aspersión para obtener la leche en polvo y establecer un laboratorio de control de calidad”.

Deja un comentario