Escrito por: Enrico Garibaldi

A fin de  garantizar que las demandas de los pueblos y barrios originarios relacionados con la división territorial de los lugares que habitan estén contenidas en el Programa General de Desarrollo Urbano (PGDU), que actualmente se discute en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF), se llevó a cabo una mesa de trabajo con el objetivo de dar seguimiento al tema.

En la  mesa que llevó como nombre “Cumplimiento del Punto de Acuerdo sobre la discusión técnica relativa a pueblos y barrios originarios”, la diputada Margarita Martínez Fisher, dio a conocer que la propuesta fue impulsada en la Asamblea por la bancada de Morena; por lo que el encuentro tiene como finalidad enriquecer el procedimiento legislativo que conlleva la discusión y aprobación del PGDU, que las consultas realizadas a los pueblos y barrios abonen a la publicación de una normativa incluyente y de beneficio a todos los ciudadanos por igual.

En ese sentido, el legislador José Alfonso Suárez del Real y Aguilera de Morena, se pronunció por dotar a la capital de una normativa que contenga un catálogo que especifique quiénes forman parte de estos grupos, la creación de una ley reglamentaria de los artículos 57, 58, 59 y 60 de la Carta Magna local que establece la composición de una ciudad pluricultural y que se atiendan los convenios internacionales signados por México para garantizar su participación en mecanismos de democracia directiva, participativa y representativa.

Mientras que Antonio Xavier López Adame, coordinador de los diputados del Partido Verde Ecologista de México (PVEM), pidió a Felipe de Jesús Gutiérrez Gutiérrez, titular de la Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda (Seduvi), que en lo relacionado con la división territorial de los polígonos en los que habitan los grupos, se considere la posibilidad de establecer políticas públicas distintas al resto de las que serán impulsadas en la capital.

Asimismo, el titular de la Seduvi  Felipe de Jesús Gutiérrez (Seduvi) expuso que las discusiones mandatadas por el jefe de gobierno, Miguel Ángel Mancera Espinosa, para la elaboración del PGDU, se realizaron para construir un proceso metodológico que permita conocer mejor el origen y evolución de la ciudad, porque hay personas asentadas en zonas prehispánicas y en suelo de conservación. Por ello, las estrategias relacionadas con el desarrollo de la urbe deben contener la localización de áreas de valor histórico sin afectar el derecho de vivienda de los ciudadanos.

Luis Rodolfo Zamorano Ruiz, director general del Desarrollo Urbano de la Seduvi, expuso que los 267 polígonos considerados como pueblos y barrios originarios están incluidos en el PGDU como áreas con potencial de mejoramiento y que la prioridad en estos lugares es el respeto a los usos y costumbres de quienes los habitan.

Georgina Saraí Morales de Reygadas, directora de Ordenamiento Ecológico del Territorio y Manejo Ambiental del Agua de la Secretaría del Medio Ambiente (Sedema), explicó que en la elaboración del programa se tomaron en cuenta las características ambientales y económicas de los polígonos considerados como parte del suelo de conservación o histórico, así como el oficio que ejercen sus habitantes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s