Escrito por: Gerd Müller

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) llamó a materializar la Ley General para prevenir, investigar y sancionar la tortura y otros tratos o penas crueles, inhumanos o degradantes, a través de métodos racionales y profesionales de investigación. Además, mediante métodos inteligentes y más cercanos a la cultura jurídica que se forja, con pleno respeto a los derechos fundamentales y a la dignidad de las personas, pues del año 2000 a mayo de 2017, este organismo autónomo recibió 417 quejas por tortura y emitió 100 recomendaciones.

Por lo que hace a malos tratos, la CNDH indicó que se registraron 11 mil 196 quejas y se emitieron 191 recomendaciones En el marco del Día Internacional de las Naciones Unidas en Apoyo de las Víctimas de la Tortura, que se conmemora este 26 de junio, resaltó que la ley en la materia es un gran avance, pero insuficiente por sí sola para cambiar la realidad y erradicar ese flagelo en nuestro país.

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos indicó que su origen como institución de lucha contra la tortura y los abusos del poder, marcó su tarea y compromiso contra tales flagelos.

“El reto que ahora enfrentamos como país es hacer efectiva la ley general, contar con la profesionalización de los actores en su aplicación una vez en vigor, otorgarle los recursos suficientes para instrumentar sus contenidos”, anotó. Y sobre todo, de identificarse casos de tortura, investigarlos a fondo y sancionarlos, todo ello con profesionalismo para evitar la impunidad, pues “de no ser así, seguirá dándose el fenómeno de buenas leyes, pero distantes en su aplicación”.

Hizo hincapié en que la tortura erosiona las razones esenciales de ser de las instituciones y las coloca en riesgo de ser rebasadas, por lo cual debe ser combatida en forma oportuna y decidida, además de que se requiere terminar con la impunidad mediante el castigo ejemplar de quienes cometen este delito y de quienes lo encubren.

Externó su confianza en que las autoridades, al poner a los derechos humanos en el centro de su actuación, investiguen a fondo las conductas inadmisibles de algunos servidores públicos.

Ello, “para que la justicia se abra paso y se termine la impunidad que tanto daño causa a nuestro país, el cual requiere fortalecer el Estado de derecho y recuperar la confianza ciudadana en las instituciones”.

En cuanto al Mecanismo Nacional de Prevención de la Tortura, recordó que a finales de 2015 implementó la emisión de recomendaciones y a la fecha suman cuatro, sobre centros de reclusión penal que dependen de los estados de Nuevo León, Tamaulipas, Hidalgo y Quintana Roo. Además, una sobre lugares de detención dependientes de los ayuntamientos de Álamos, Banámichi, Benjamín Hill y Etchojoa, en Sonora; y una más relativa a lugares de detención de la Fiscalía General del Estado de Veracruz.

El Mecanismo ha emitido también diversos informes, tanto iniciales, como de seguimiento a todas las entidades federativas, de los Gobiernos Estatales y Municipales. De igual forma ha creado Espacios de Oportunidades y ha intensificado los programas de difusión y capacitación en la materia. La Asamblea General de la ONU declaró el 26 de junio como Día Internacional de las Naciones Unidas en Apoyo de las Víctimas de la Tortura, con vistas a la erradicación total de la tortura y la aplicación efectiva de la Convención contra la Tortura y otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanos o Degradantes, aprobada por la resolución 39/46. En este marco, la CNDH llamó a intensificar las acciones de prevención generando garantías de no repetición de actos de tortura e instó a todas las autoridades a combatir la impunidad, sancionar a aquellos que conciben o autorizan cualquier forma de tortura o trato cruel, inhumano o degradante.

Deja un comentario