Por: Allie Ann

Los perros también pasan por una etapa de desarrollo “adolescente”. Afortunadamente dura mucho menos que en los humanos, así que a pesar de las dificultades que puedas enfrentar cuando tu cachorro se encuentre en esta etapa, puedes encontrar consuelo en el hecho de que pasará en menos de un año.

El momento exacto del inicio de la etapa de la adolescencia, puede variar en cada perro, aunque en promedio inicia a los 8 meses de edad y termina a los 15 meses. Debido a cambios hormonales y cambios importantes a nivel fisiológico y psicológico, tu cachorro puede parecer necio, obstinado, desobediente y que “ha olvidado todo lo que le enseñaste”. No te preocupes, es sólo una etapa y después regresará a la “normalidad”.

Durante esta etapa, es cuando los cachorros desarrollan su carácter y definen su personalidad. Es aquí en donde las inseguridades y los miedos pueden acentuarse o atenuarse. Por eso es vital que estos meses te concentres en darle a tu cachorro actividades que lo ayuden a fortalecer la seguridad en sí mismo.

Es vital que entendamos a los perros durante su etapa como adolescentes y evitemos a toda costa los castigos físicos o verbales, pues es dado lo frágil de su equilibrio emocional, es más vulnerable a desarrollar conductas agresivas o miedos acentuados. En esta etapa los cachorros descubren y prueban sus límites, habilidades y capacidades, por eso necesitan de nuestra guía para poder hacerlo de manera satisfactoria y segura. Para ello, te recomendamos trabajar lo siguiente:

Socialización, socialización y más socialización. De esta forma podrá reforzar sus habilidades de lenguaje canino, jugar fuerte y aprender a controlar su mordida a través de los límites que le marcarán otros perros, explorar sus habilidades físicas. Sugerencia: que socialice con cachorros de su edad es lo ideal o perros jóvenes a quienes les guste jugar. Es normal que los perros adultos se muestren intolerantes con cachorros de esta edad.

Periodos de libertad (donde pueda correr libre sin correa o bien con la correa puesta pero sin que tú lo estés sujetando). Esto es vital para que pueda aprender a ser independiente pero al mismo a tiempo a permanecer cerca de ti y acudir a tu llamado. Además la buena socialización con otros perros sólo se consigue mediante la convivencia libre sin correa.

Acudir a tu llamado. Mientras tu perro esté haciendo “actividades de perro”, será poco interesante atender a tu llamado, por lo tanto deberás asegurarte de hacer una “fiesta” cada vez que acuda hasta ti.

Es súper importante que en esta etapa eduquemos a nuestro cachorro siempre con refuerzo positivo.

Si aspiramos a ser las personas que los perros necesitan, debemos comenzar por aprender sobre su especie, conocer sus necesidades como individuo y entender sus etapas de vida. Sólo así podremos saber qué esperar, comprender qué les podemos pedir y distinguir si estamos siendo necios o creando falsas expectativas.

La mayoría de los abandonos ocurren cuando los cachorros se encuentran precisamente en la etapa adolescente, las personas no los comprenden y se desesperan.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s