Por: Andrés Coria

Conforme han pasado los años, los cibercriminales han encontrado maneras más sofisticadas de realizar sus actividades ilícitas. Una de las formas más utilizadas por los hackers es a través de los ransomware, virus cuyo objetivo es secuestrar el equipo del usuario y después ofrecerlo a cambio de una suma de dinero. El caso más reciente de un ataque con ransomware fue Wanna Cry, mismo que afectó a más de 200 mil computadoras a lo largo de 150 países, sin embargo, así como este, en el mundo existen muchos ciberataques con el mismo modo de operar. Recientemente en Europa se suscitó un nuevo ataque con un virus muy parecido a Wanna Cry llamado Petya.

Petya es el nombre de un virus que hasta el momento ha logrado afectar a más de 300 mil equipos a nivel internacional a pesar de las medidas de seguridad implementadas por Microsoft en sus sistemas operativos. Al igual que Wanna Cry, Petya es un ransomware, sin embargo, a diferencia de su predecesor, este virus no roba los archivos de los usuarios, los borra del disco duro y engaña a las víctimas a pagar con la moneda virtual bit coin para recuperar sus archivos, cuando realmente ya no hay nada que hacer para tenerlos de vuelta.

petya

Debido a que Petya no secuestra archivos, sino que los borra, algunos expertos lo han denominado como un “Wiper”, un software malicioso cuyo objetivo es borrar archivos e incluso discos duros completos. Así mismo, los cibercriminales detrás de Petya lo esconden como un ransomware para tener ganancias económicas.

Este virus, al igual que Wanna Cry, hizo uso de tecnología robada a la Agencia de Seguridad Nacional de los Estados Unidos (NSA), misma que fue filtrada por un grupo de hackers llamado Shadow Brokers. El objetivo principal de este virus han sido compañías procedentes de Rusia (el 30% de los equipos afectados) y de Ucrania (el 60%).

petya 2

Entre las compañías afectadas por este virus, nos encontramos con bancos ucranianos, la compañía nacional eléctrica de Ucrania, el sistema de metro de Kiev, bancos rusos e incluso el sistema que se encarga de monitorear los niveles de radiación de la planta nuclear de Chernobyl. Hasta el momento, Petya no ha sido erradicado y algunos expertos aseguran que el número de equipos afectados podría aumentar en los próximos días.

Fuente: Infobae.

Deja un comentario