Escrito por: Leo Díaz

En el banquillo de  los acusados  fue puesto el delegado de Tláhuac, Rigoberto Salgado Vázquez ya que la asamblea lo llamará comparecer por la acusación que pesa sobre él  de beneficiar  “a sus cuates” con sumas millonarias a través de la adjudicación de contratos directos para obras en la demarcación.

El diputado perredista Mauricio Toledo Gutiérrez, denunció que el delegado moreno de Tláhuac, benefició con 33 contratos por la vía de adjudicación directa  a Patricia Sánchez Vázquez y a sus cuñados Cinthya Nayeli Vázquez Hernández y Jesús Martínez Hurtado  con un monto superior de 37 millones de pesos.

Recordó Toledo, que el delegado de Tlahuac, pagó favores a su amiga Patricia Sánchez Vázquez, ya que durante su campaña  para jefe delegacional en 2015, ella fue su donante en especie.

Pero eso no es todo, denuncio el diputado perredista, ya que el delegado moreno a principios de 2016, contrató los servicios de Patricia Sánchez Vázquez,  Cinthya Nayeli Vázquez Hernández y Jesús Martínez Hurtado para  surtir de alimentos a los CENDIS en la demarcación y otros otros utensilios.

Por esa razón la comisión permanente de la ALDF, acordó citar a comparecer al delegado de Tláhuac, Rigoberto Salgado, para que explique a detalle las irregulares descubiertas en su administración  con beneficios directos a sus cuates  que lo apoyaron con  recursos financieros  cuando fue candidato a la jefatura delegacional en 2015.

Deja un comentario