Por: Allie Ann

El chocolate es uno de los alimentos preferidos de la gente, y la ciencia lleva años tratando de investigar los beneficios que puede aportar a la salud, encontrando que el grano de cacao es una rica fuente de flavanoles: una clase de compuestos naturales que tiene efectos neuroprotectores.

En su reciente revisión publicada en Frontiers in Nutrition, investigadores italianos examinaron la literatura disponible sobre los efectos de la administración aguda y crónica de flavanoles de cacao en diferentes dominios cognitivos. En otras palabras: ¿qué le sucede a su cerebro hasta pocas horas después de comer flavanoles de cacao, y qué sucede cuando sostiene una dieta enriquecida con flavanol de cacao durante un período prolongado de tiempo?

Aunque los ensayos controlados aleatorios que investigan el efecto agudo de los flavanoles de cacao son escasos, la mayoría de ellos apuntan hacia un efecto beneficioso sobre el rendimiento cognitivo.

Los participantes mostraron, entre otros, mejoras en el rendimiento de la memoria de trabajo y mejor procesamiento de la información visual después de haber consumido flavanoles de cacao. Y para las mujeres, comer cacao después de una noche de privación total del sueño en realidad contrarrestó el deterioro cognitivo (es decir, menos precisión en el desempeño de las tareas) que una noche así trae consigo. Resultados prometedores para las personas que sufren de privación crónica del sueño o turnos de trabajo cambiantes.

Sin embargo, hay que señalar, que los efectos dependían de la longitud y la carga mental de las pruebas cognitivas utilizadas para medir el efecto del consumo agudo de cacao. En adultos jóvenes y sanos, por ejemplo, se requirió una prueba cognitiva exigente para descubrir los sutiles efectos inmediatos de comportamiento que los flavanoles de cacao tienen sobre este grupo.

Los efectos de la ingestión a largo plazo de flavanoles de cacao (que van desde 5 días hasta 3 meses) generalmente se han investigado en personas de edad avanzada. Resulta que para ellos el desempeño cognitivo fue mejorado por una ingesta diaria. Factores como la atención, la velocidad de procesamiento, la memoria de trabajo y la fluidez verbal se vieron muy afectados. Estos efectos fueron, sin embargo, más pronunciados en los adultos mayores con una disminución de la memoria inicial u otros deterioros cognitivos leves.

Y este fue precisamente el resultado más inesperado y prometedor según las autoras Valentina Socci y Michele Ferrara de la Universidad de L’Aquila en Italia. “Si se observa el mecanismo subyacente, los flavanoles del cacao tienen efectos beneficiosos para la salud cardiovascular y pueden aumentar el volumen sanguíneo cerebral en el giro dentado del hipocampo. Esta estructura es particularmente afectada por el envejecimiento y por lo tanto, la fuente potencial de la disminución de la memoria relacionada con la edad los seres humanos “.

Entonces, ¿debería el cacao convertirse en un suplemento dietético para mejorar nuestra cognición?  Sí, siempre y cuando se trate de chocolate oscuro, ya que es el que contiene menos aditivos.

Deja un comentario