Por: Allie Ann

Si eres amante de los gatos, es probable que tu felino favorito ha demostrado una inclinación por amasar, un mueble, una textura, un cojín… a cualquier cosa le dará masaje con sus patas rítmicas. Amasar es un comportamiento común entre gatitos y gatos adultos por igual, pero los expertos en animales todavía no están seguros de por qué lo hacen.

Una teoría es que el amasado de tu gato es un intento de marcar su territorio-sí, incluso si ese “territorio” es tuyo- ya que ellos tienen las glándulas olfativas en sus patas. Otra razón es que amasar es un comportamiento neoténico, o un rasgo juvenil que se pega a los gatos en la edad adulta. Los gatitos amasan el vientre de su madre para estimular la producción de leche. (Esto también podría explicar por qué algunos gatos adultos también “lamer” los artículos que están amasando.)

El científico Hank Green, señala que los gatos domésticos amasan, mientras que los gatos salvajes no lo hacen, lo que plantea la pregunta: ¿Por qué sólo los felinos domésticos han mantenido este comportamiento? Green atribuye esto al hecho de que los gatos domésticos fueron seleccionados durante miles de años por sus características más amigables y menos agresivas, pero dice que “probablemente también se han aferrado a algunos de sus comportamientos más sociales, parecidos a los bebés, sólo porque funcionan mejor cuando están cerca de la gente.

No sé si has escuchado esto, pero los gatos monteses no son súper sociales“, bromea Green. Felis silvestris, el antepasado de todos los gatos domésticos, es un cazador solitario que sólo se socializa con los miembros de su propia especie cuando es el momento de reproducirse. Sólo desarrolló comportamientos sociales para dos situaciones- comportamiento de parto y conducta entre gatos madre y sus gatitos.

Mientras que de vez en cuando puede ser doloroso o molesto, amasar a su dueño es definitivamente un acto cariñoso en la parte del gato, manifestando que se siente cómodo y seguro contigo.

Y por último si no eres fan de este comportamiento, es inútil querer entrenar a tu gato para detener un comportamiento perfectamente natural. En su lugar, considera la posibilidad de invertir en un par de cortaúñas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s