Por: Allie Ann

La grieta en el hielo de la Antártida ha estado creciendo por años. Y ahora, los científicos dicen que viene un rompimiento mayor – evento que podría poner en marcha la desintegración de los 49,209 km cuadrados de la barrera de hielo Larsen C.

La barrera de hielo Larsen completa, compuesta de Larsen A,B,C,D,E,F y G se enreda como una sabana blanca que se desmorona alrededor de la Península Antártida.  La grieta en Larsen C comenzó pequeña, como suele pasar, por su expansión se aceleró a diario. Para junio 24, la hendedura estaba ampliándose unos 9 metros diarios.

Científicos del Proyecto MIDAS, con base en el Reino Unido dicen que la ruptura es inminente. “Aún no podemos decir cuando sucederá,” escribieron en su sitio web, “podrían ser horas, días o semanas – pero es un despegue notable de observaciones previas.”

La pérdida de un iceberg de 6,500  km² – uno de los más grandes jamás registrados – será tan dramático como desestabilizador para la barrera de hielo de Larsen.

“Cuando se haga la ruptura,” explican los investigadores, “la barrera de hielo Larsen C perderá más del 10% de su área, dejando el frente de hielo en su posición más retraída jamás registrada. Este evento marcará un cambio fundamental en el paisaje de la Península Antártida.”

Además, podría detonar el colapso total de Larsen C en el mar, lo que resultaría en un aumento de los niveles del mar globales por 10 centímetros.

El rompimiento será la tercer mayor separación de la barrera de hielo Larsen en la historia reciente. El área llamada Larsen A colapsó en 1995, seguida de Larsen B en 2002. La última era del doble del tamaño de Londres.

Los científicos no tienen evidencia que vincule directamente éste quiebre en particular con el cambio climático, pero como un comunicado destacó, “Es muy aceptado que el calentamiento global y las temperaturas atmosféricas han sido un factor en desintegraciones tempranas de barreras de hiele en todos lados de la Península Antártica.”

Deja un comentario