En la zona de Santa Fe, exactamente donde está el mercado sobre Vasco de Quiroga, el nombre de Lucy es famoso e inmediatamente remite a un negocio en donde el olor a garnacha es lo que predomina.

Y es que desde 1994, Lucy –así a secas como toda la gente le llama– se ha encargado de ponerle sabor a las calles de Santa Fe. Inició con un puesto en la calle y así estuvo durante 14 años, y en 2008 se estableció en un local de la calle Primavera marcado con el número 56.

la-garnacha-especial-de-tlacoyos-lucy

“Yo aprendí a hacer los tlacoyos porque trabajé mucho tiempo con una señora, pero ella sólo los hacía de chicharrón o queso y aquí yo le pongo más ingredientes”, señala Lucy.

Chicharrón prensado, tinga de res, tinga de pollo, hongos, sesos, pata, queso oaxaca, frijolitos y salsa verde… Este es el banquete dispuesto sobre una mesa de madera que le da la bienvenida a todos los comensales que llegan a pedir “un tlacoyo para comer aquí y otro para llevar”.

Lucy es de pocas palabras, pero de mucha acción. Inmersa en el trabajo, sus manos jamás se dejan de mover pues todo el tiempo le están dando forma a los tlacoyos que aproximadamente miden 30 centímetros. Sí, no son el típico tlacoyo que conocemos: chiquito, aplanado y con un relleno sutil de frijol, requesón o haba. Aquí la garnacha es alargada y está rellena con alguno de los guisados antes mencionados.

91613Lucy en acción
Lucy en acción (Ling Sepúlveda)

Para darse abasto, las actividades están divididas: una persona hace bolas de masa y las aplana con el tortillador, otra deshebra el queso oaxaca, Lucy les pone el relleno y los coloca en el comal, otra persona los fríe y finalmente Lucy les da el toque final con los frijolitos, crema, queso y salsa encima.

La especialidad

Tenemos que ser sinceros, los chilangos a veces somos un poco atascados para comer. Preferimos las cosas gordas y eso Lucy lo sabe, de ahí que el tlacoyo especial de la casa lleve un poquito de todo para que al final sea una bomba garnachera que hace muy felices a los estómagos y corazones de los clientes.

El relleno: chicharrón prensado, tinga de res, tinga de pollo, hongos, queso oaxaca; encima: frijolitos, crema, queso rallado y salsa verde que hacen con chile cuaresmeño y un toque de chile habanero.

Las anécdotas

Este negocio no solo es conocido en la zona, la fama de los tlacoyos ha llegado hasta los paladares de los godínez que trabajan en los corporativos de Santa Fe o las oficinas que se ubican sobre Constituyentes, quienes gustosos ocupan su hora de comida para deleitarse con esta joyita gastronómica.

Y de hecho, tal es la popularidad de este platillo, que forma parte del banquete de una boda. “Un viernes llegaron a hacerme un pedido de 300 tlacoyos para el recalentado de una boda, ese ha sido el encargo más grande que me ha hecho una sola persona”, finalizó.

Tlacoyos Lucy
Primavera 56, Santa Fe
sin número
lun-sáb 9-18 h

Escrito por Javier González

WEBMASTER - Futuro Maestro en educación, Libre pensador y progresista

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s