Escrito por Gerd Müller

La boxeadora Mariana “Barby” Juárez solo espera la fecha y sede para oficializar su pelea con Jackie Nava, pero pide que se respete el tiempo de ambas y puedan llegar al 100 por ciento.

La “Barby” superó a la japonesa Terumi Nuki para lograr la primera defensa del título gallo del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), último obstáculo antes de seguir con las negociaciones para enfrentar a Jackie.

“Estoy en espera de que mi promotor (Oswaldo Küchle) me diga y lo que diga será eso”, dijo la pugilista. Reconoció que por las actividades de la “Princesa azteca” como diputada la pelea podría ser en septiembre o después, pero también pidió respeto por ser la campeona.

“Lo que me dice (el promotor) es que soy la campeona y merezco el respeto, debe tener cuidados conmigo y no aventarme así nada más (con cualquier rival), él sabe lo que me costó ser campeona otra vez, ha visto el trabajo y hay que seguir igual”, apuntó.

Añadió que para enfrentar a Jackie debe tener una buena preparación y no apresurar la pelea solo porque a la tijuanense se le complican los tiempos por su trabajo en la Cámara de Diputados, “hay que llegar al 100, en condiciones, eso queremos y lo que él me diga se va a hacer”. Dejó en claro que lo único que ella quiere es defender su cetro y si es ante Jackie mejor, “sí me interesa la pelea, es muy atractiva, lo complicado ahorita es el tiempo, después de esta pelea es rápido hacerla, hay que tener respeto del tiempo de Jackie y ella debe respetar el mío”.

Satisfecha de la primera defensa de muchas que piensa hacer del cetro de las 118 libras, Mariana sabe que debe prepararse más porque vendrán rivales de exigencia superior, pero aseguró que habrá campeona para rato. Admitió que ante Terumi Nuki, ambas aguantaron los impactos cuando entraron al intercambio, pero le demostró su superioridad, “cuando queríamos pegarle lo hacíamos y se levantó la adrenalina en unos rounds, al final el caso era salir con la mano en alto”.

Deja un comentario