Por: Allie Ann

La población de orangutanes en la isla de Borneo se ha reducido en un cuarto en la última década, dijeron los investigadores el viernes, instando a un replanteamiento de las estrategias para proteger al gran simio en peligro crítico.

Un equipo internacional de investigadores utilizó una combinación de estudios de helicópteros y de tierra, entrevistas con comunidades locales y técnicas de modelado para dibujar un cuadro de cambio en los últimos diez años.

Los recuentos anteriores se basaron en gran medida en estimaciones basadas en estudios terrestres y aéreos de nidos de orangután. Algunos sugirieron que, de hecho, el número de orangutanes de Borneo aumentaba.

Las nuevas conclusiones, dijo el equipo en un comunicado, son “una llamada de atención para la comunidad de conservación de orangutanes y los gobiernos de Indonesia y Malasia que se han comprometido a salvar a la especie”.

Cada año, se gastan entre 30 y 40 millones de dólares en la región para detener la disminución de la vida silvestre. “El estudio muestra que estos fondos no se gastan efectivamente”, dijo el equipo.

La mayor amenaza para los orangutanes, una de las únicas dos especies de grandes simios que se encuentran hoy en Asia, son la pérdida de hábitat debido a la agricultura y el cambio climático, y su asesinato por comida o en conflicto con los humanos.

Unos 2,500 orangutanes mueren en Borneo cada año, concluyeron los investigadores en el estudio publicado en la revista Scientific Reports. El estudio no proporciona cifras de población, sino una estimación de individuos por 100 kilómetros cuadrados de bosques, de unos 15 en el período 1997-2002 a unos 10 en 2009-2015. “Se estima que la especie se ha reducido a un ritmo alarmante de 25 por ciento en los últimos 10 años”, concluyeron los investigadores.

En la actualidad, 10,000 orangutanes viven en áreas destinadas a la producción de aceite de palma, dijo el coautor del estudio, Erik Meijaard, de la Universidad de Queensland.

“Si estas áreas se convierten en plantaciones de aceite de palma sin cambios en las prácticas actuales, la mayoría de estos 10,000 individuos serán destruidos y es probable que continúe el declive pronunciado de la población”, dijo. “Los preocupantes resultados del estudio sugieren que necesitamos repensar fundamentalmente las estrategias de conservación del orangután”.

Los orangutanes necesitan una red sólida de bosques protegidos que se manejan adecuadamente. Los esfuerzos actuales se centran en rescates y rehabilitación, pero, según los investigadores esto sólo aborda los síntomas y no el problema subyacente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s