Escrito por: Pablo Trejo Pérez

Esta semana varias notas llevaron el tema de la corrupción a las primeras planas: las empresas gastan alrededor de 88 millones de dólares en mordidas. Quizá por ello, resulte interesante el Reporte del Laboratorio Ethos de Políticas Públicas, Descifrando la corrupción. El estudio se centra en el impacto que la corrupción en el sector público tiene en el desarrollo del país. Asimismo, el estudio ahonda no solamente en las reformas constitucionales que dieron pie al SNA, sino que además busca explicar de una forma sencilla las leyes secundarias y su proceso de creación, entre otros temas de relevancia para entender la corrupción en México. Algunos datos interesantes del estudio:

El estudio revela con claridad la multicausalidad y multidimensional de la corrupción. Por ejemplo, en relación a las causas de la corrupción bajo la lógica de factores institucionales, Ethos nos revela cuáles son estos problemas de diseño normativo, de diseño institucional que detonan la corrupción. Habla del ejercicio del poder de manera discrecional y la impunidad. ¿De qué sirve detectar los casos de corrupción si al final no se llevan a juicio? La corrupción no es un mal cultural, sino uno estructural. sistémico y también -según ETHOS- escultural porque la mayoría de la sociedad vive en una duermevela, pero también hay sectores que están conscientes de este sistema apocalíptico. La tragedia mexicana radica en que sin un verdadero combate a la corrupción y sin una efectiva rendición de cuentas, la transparencia sigue generando impunidad.

El estudio presenta la estimación del presupuesto que se le asigna al SNA. Conforme al cálculo de Ethos, la cifra asciende a aproximadamente $7,382 millones de pesos. Cabe resaltar que esta cifra es aproximada por dos motivos:

  1. No es posible identificar con precisión qué porcentaje del presupuesto de las distintas instancias se ejerce en tareas relacionadas con el combate a la corrupción (prevención, investigación y sanción).
  2. Hasta el momento no se le han asignado recursos a las nuevas instancias del SNA.

El estudio también hace referencia a los retos que tiene el SNA: la falta de voluntad política para aplicar la ley; el que las entidades federativas hagan sus leyes a modo; una mala asignación presupuestaria ; y nombramientos discrecionales en puestos clave. Además, se resalta el papel que el uso de la tecnología tendrá en el futuro, para favorecerá una mayor eficiencia y rendición de cuentas del uso de recursos públicos. En este sentido hay que recordar que la incorporación de la tecnología no solo facilitaría y agilizaría los trámites, sino también reduciría los actos de corrupción.

Ethos recomienda vigilar la implementación de los Sistemas Locales Anticorrupción. En este sentido, en algunos estados hace falta fortalecer a las organizaciones de la sociedad civil para que den seguimiento a la implementación. También señala la urgencia de simplificar y modernizar los servicios gubernamentales.

Deja un comentario