Escrito por: Leo Díaz

Carentes de todo conocimiento, policías de seguridad pública detuvieron  a  varios pepenadores en San Juan de Aragón,  a pesar de que  existe un acuerdo de no detención a las personas que se dedican al perifoneo en el Valle de México, mientras se busca una solución para que realicen sus actividades con pleno respeto al medio ambiente, después de que el pasado 8 de julio entraron en vigor las nuevas reformas a la ley de residuos sólidos y del código penal local.

El lunes diez de julio, el jefe de gobierno de la Ciudad de México Miguel Angel Mancera Espinosa, se reunió  con el presidente de la Confederación Nacional de Industriales de Metales Y Recicladores, A.C., Francisco Uriostegui Pineda, a través de la cual se estableció  que de acuerdo con la política de trabajo  de las autoridades capitalinas, es no criminalizar la actividad de los ropavejeros porque realizan una labor esencial para la industria del acero.

Durante el encuentro, el gobernante capitalino y el dirigente de la CONIMER, acordaron que el lunes se instalaran mesas de negociación  para buscar la forma de certificar el trabajo de alrededor de 550 mil personas que se dedican al perifoneo y que actúan con pleno respeto al medio ambiente.

Al respecto el presidente de la Confederación Nacional  de Industriales de Metales y Recicladores, A.C., Francisco Uriostegui,  explicó que la Secretaria de Gobierno del GDF, Patricia Mercado Castro,  se comprometió a hacerle saber al Secretario de Seguridad Pública Hiram Almeida Estrada, de que ningún “ropavejero” podrá ser detenido durante su recorrido a lo largo y ancho de las 16 delegaciones mientras se instalan las mesas de trabajo y son certificados todos para desempeñar su labores , respetando el medio ambiente.

Deja un comentario