Escrito por: Enrico Garibaldi

El gobierno de la Ciudad de México dio a conocer que finalizó antes de lo previsto, la reparación del hundimiento que se registró en un tramo de la avenida Eduardo Molina, entre las avenidas Oriente 157 y San Juan de Aragón, en la delegación Gustavo A. Madero.

Mencionó que trabajadores de la Agencia  de Gestión Urbana (AGU) y el Sistema de Aguas (SACMEX) laboraron de forma acelerada, lo que permitió que la reparación se realizara en aproximadamente 24 horas, y no en tres días como se había estimado.

Señaló que ayer se reabrió la circulación vehicular en sentido norte-sur, es decir, de San Lázaro a Avenida de los Remedios. A su vez, el servicio de la Línea 5 del Metrobús inició sus recorridos de manera habitual por el carril confinado.

Indicó que desde el sábado pasado empleados del SACMEX concluyeron con la reparación del tubo de agua potable -de seis pulgadas de diámetro- que tuvo una fractura al reblandecerse el terreno, lo que provocó el hundimiento de la vialidad.

Indicó que con relación a los trabajos de repavimentación que contempló el tendido de 45 metros cuadrados de asfalto, concluyó la madrugada del domingo.

Apuntó, cuadrillas de trabajadores de limpia, realizaron labores de barrido para levantar los residuos que surgieron de la intervención. La delegación Gustavo A. Madero, reparará este lunes los cuatro metros de banqueta que tuvieron que ser demolidos para arreglar el tubo dañado.  

Refirió que durante la madrugada de este lunes, cuadrillas de la AGU realizarán las tareas de balizamiento para restablecer la separación de los cuatro carriles (el exclusivo de Metrobús, dos de uso para los automóviles y el de la ciclopista) de la vialidad, en sentido sur-norte. 

Deja un comentario