Escrito por: Rafael Cienfuegos Calderón

INCUMPLIMIENTO.– Cuando Enrique Peña Nieto buscaba ser presidente de la República ofreció seguridad alimentaria para garantizar la soberanía de México, así como disminuir de la pobreza alimentaria para cumplir con un derecho universal y con las políticas de desarrollo social, para lo que su gobierno articularía todo un andamiaje burocrático y de políticas normativas. Está en el quinto año de su gobierno y ninguno de esos compromisos se han concretado.

En esta entrega se abordara la soberanía alimentaria que es y será una aspiración en tanto no se resuelvan los anejos problemas estructurales del campo derivados del rezago, descapitalización, improductividad, atraso tecnológico, marginación y pobreza de ejidatarios e indígenas, y la insuficiente asignación de presupuesto e inversión. En el medio rural hay 26 millones de personas que viven de la tierra, más de 80% padece condiciones de pobreza y 6 millones viven en pobreza extrema; en casi 33% de los hogares, los jefes de familia son analfabetos y los jóvenes emigran a las ciudades o a Estados Unidos o son cooptados por la delincuencia organizada.

Por otra parte, 72% de los ejidos en producción, menores a cinco hectáreas, son trabajados por campesinos e indígenas de manera rustica y para autoconsumo; 22% son pequeñas propiedades, de cuatro a 20 hectáreas, cultivadas para autoconsumo y venta de excedentes, y únicamente seis % son grandes extensiones de empresarios que producen para los mercados nacional e internacional.

En los foros “La UNAM y los desafíos de la nación”, se abordó el tema de la Seguridad Alimentaria y ahí, Luis Fernando Haro, director del Consejo Nacional Agropecuario, dijo que las políticas públicas son fundamentales para fortalecer la producción, pero falta definir la vocación de cada región porque en el centro y sur-sureste donde se concentra 75% del agua disponible, hay gran potencial pero se produce poco, los mayores volúmenes se tienen en el norte.

Jesús Moncada, director del Colegio de Postgraduados, opinó que el campo debe evolucionar pero requiere organización, capital humano y social para mitigar la pobreza, proteger el medio ambiente y contribuir a la seguridad alimentaria.

La directora de Instituto de Investigaciones Económicas, Verónica Villarespe Reyes expuso que la seguridad alimentaria se ve amenazada por las condiciones internas de la política económica que generan insuficiencia de oferta agropecuaria para satisfacer la demanda interna, pero también por las crisis recurrentes que deterioran los niveles de ingreso y concentran la riqueza de tal manera que el acceso a los alimentos se ve restringido en diversas regiones y para grupos amplios de la población.

En consecuencia México aumenta su dependencia importando alrededor de 43% de los alimentos básicos que demanda la población: maíz (30%), arroz (32%), oleaginosas y soya (95%) y en carne de puerco (40%).

NORMAL.– Para el Centro de Ciencias de la Atmósfera de la UNAM, las actuales lluvias en el país son climatológicamente normales. Las precipitaciones en la Ciudad de México son intensas, pero están dentro del rango normal, aseguró el investigador David K. Adams.

La temporada comienza en mayo de manera intensa, incluso con granizo, continúan en junio y julio, y a mediados de este mes y en agosto reducen su frecuencia en la canícula, que es el periodo más caluroso del año, aunque la intensidad es variable. Así que son lluvias fuertes, pero no anormales. Las inundaciones se deben a falta de infraestructura, basura en el drenaje, el crecimiento de la mancha urbana y la falta de áreas verdes arboladas.

SALARIO.- Además de cabildear en las fracciones parlamentarias de los partidos que conforman la Cámara de Diputados la propuesta de Miguel Ángel Mancera para incrementar en 16 pesos el salario mínimo antes de que finalice el año, el secretario de Desarrollo Económico del Gobierno de la Ciudad de México, Salomón Chertorivski, entregó al PRD una iniciativa de Ley para eliminar la Comisión Nacional de Salarios Mínimos.

Lo que se pretende es crear una nueva institución que establezca una política de recuperación salarial sostenida en México, donde ninguna remuneración puede estar por debajo del nivel de la línea de bienestar. Esos 16 pesos irán directamente al consumo y con ello crecerá el país y se estima que el máximo impacto inflacionario sería por una única ocasión de 0.3%.

RETO.- En la Cámara de Diputados, durante  foro “La realidad de la educación en México: Una propuesta alternativa” se planteó como reto de la Reforma Educativa construir 50 mil aulas, 46 mil 700 escuelas nuevas, 33 mil secundarias, siete mil 200  espacios para bibliotecas escolares, seis mil 800 laboratorios en secundarias y equipar lo que actualmente está en abandono total.

Antonio Castro López, del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) indicó que la disminución del presupuesto educativo ha generado el colapso y abandono de las escuelas del Estado y que en general existe un deterioro en las áreas de uso colectivo, talleres, laboratorios y espacios de prácticas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s