Javier Bardem probó suerte como stripper antes de tomar la decisión de buscar ganarse la vida como actor. Javier Bardem trabajó como ayudante de construcción, telefonista y catador de vinos, pero fue después de probar suerte como stripper que llegaría a la decisión de buscar ganarse la vida como actor.

“Primero, la gente piensa que cuando digo que fui stripper es una broma, y no. Lo intenté por un par de noches, pero la segunda, en que mi madre (Pilar Bardem) estuvo presente porque se enteró, yo bailaba en calzones muy sexy y cuando reconocí los gritos de una mujer, echándome porras y la vi.. no podía creer.

“Se me bajó la emoción. Es que, ¿qué madre quiere que su hijo triunfe como stripper? No sé cuántas, pero la mía, sí. Entonces, había hecho un montón de trabajos y después, más, ahí fue cuando dije que sí quería actuar”, contó Bardem en entrevista.

Ganador del Óscar por su trabajo en Sin Lugar para los Débiles, el reconocido español de 48 años afirmó que pertenecer a una familia de actores lo hizo pensar que los reflectores era lo suyo.

De modo que comenzó su carrera, primero como asistente, luego como extra y ahora como estrella, por lo que cree que su vida es plena gracias a su entorno familiar.

“Disfruto mucho la vida familiar y la paternidad me cambió sólo la perspectiva de mis prioridades. Hoy en día mis horarios deben ir en función de mis obligaciones familiares, pero no puedo vivir sujeto a un horario profesional que me haga perderme un objetivo: estar con mi familia.

“Mis hijos (Leo y Luna) son lo más maravilloso del mundo y ella (Penélope Cruz, su pareja) es sensacional, me encanta ver que en una alfombra roja hay cariño y amor para los dos y que, por ejemplo, aquí, en Canadá, vienen españoles que radican aquí sólo para saludar y decir: ¡Qué bien, tío, que esto o que lo otro!”.

Explicó que pese que sus pequeños despiertan interés en los medios, él sólo busca cuidarlos y no exponerlos con su labor artística.

“Se me van los miedos con ellos y lo que creo es que el mejor papel que un actor debe jugar es el de padre cuando tiene niños, y ellos no buscan un personaje, quieren consuelo, guía, amor, paciencia, entendimiento y es lo que les doy”.

Bardem fue alabado por su personificación de Pablo Escobar en el filme Loving Pablo, cuya premier se realizó en el TIFF la noche del martes.

Deja un comentario