Escrito por Lic. Graciela Vallejo

El testamento es la figura jurídica, donde una persona expresa de forma voluntaria lo que quiere que se haga con  sus bienes después de su fallecimiento, para ello deberá cumplir con ciertos requisitos de forma, que establece la ley.

Este acto es personalísimo, revocable y libre, por lo que cualquier persona capaz puede disponer de sus bienes y derechos, como mejor le parezca.

De igual forma este documento deberá ser elaborado ante un notario público, de lo contario no tendrá validez oficial, así mismo la figura deberá ser testamento público abierto, el cual tendrá todas las solemnidades que se requieran para ello.

Como todos saben, septiembre es el mes del testamento, donde cualquier persona que así lo dese podrá acudir a cualquier delegación o a las carpas de campaña que cada localidad ofrece para dicha acción, donde se encuentran notarios calificados, para brindar el servicio a un bajo costo o dar asesoría gratuita.

Es importante saber que el testador es libre para establecer condiciones, a quienes dispondrán de sus bienes, como también a quien le heredara los mismos. Pueden testar todos aquellos a quien la ley no prohíbe expresamente el ejercicio de este derecho, es decir que la ley solo prohíbe la realización de este ejercicio a menores que no han cumplido dieciséis años de edad, ya sean hombres o mujeres, así como los que habitual o accidentalmente no disfrutan de su cabal juicio.

Para elaborar el testamento el testador expresara de modo claro y terminante su voluntad al notario público, el cual redactara por escrito las cláusulas del testamento, sujetándose estrictamente a la voluntad del testador y lo leerá en voz alta para que este manifieste si está conforme, de ser así firmara el documento, de igual forma el notario y los testigos, se asentara el lugar, el día, mes y años, como la hora  en que hubiera sido otorgado.

El notario para elaborar el testamento requerirá del nombre completo del testador, su identificación oficial, fecha de nacimiento, RFC, nacionalidad, su ocupación, su domicilio, su estado civil, así como referir quien o quienes serán sus herederos, o legatario,  albacea y sustitutos para llevar acabo la administración de sus bienes.

Como ven es muy sencillo hacer un testamento y la importancia que tiene el hacerlo para no dejar problemas posteriores a quienes pudieran ser los herederos.

Deja un comentario