Escrito por: Enrico Garibaldi

Habitantes de la colonia San Rafael solicitaron al jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera Espinosa, revise la situación del inmueble irregular conocido como “El Castillo del Terror”, que se ha convertido en últimas fechas en refugio de drogadictos y delincuentes, además de ser un peligro latente para las colonias aledañas ya que en este se ubica un transformador de luz eléctrica que surte el servicio, y el cual no ha tenido mantenimiento por un largo periodo, lo que podría generar en un problema de consecuencias.

Indicaron que el predio se ubica en los números 88 y 92 de la calle de Miguel E. Shultz, donde “paracaidistas” que se apropiaron de este lugar en diversas ocasiones no permitieron el acceso de técnicos de la CFE para dar mantenimiento al transformador, que lleva años sin recibirlo, “ellos dicen que tienen un supuesto arreglo con el INVI.  Pero la realidad es que están de manera irregular en un inmueble catalogado por el INHA como histórico”.

Advirtieron que tras el sismo de septiembre pasado “sí llegará a colapsar dañaría el transformador y afectará a más de treinta colonias de la delegación Cuauhtémoc, el inmueble está apuntalado con polines por estar a punto del derrumbe, y solo es cuestión de tiempo para que ocurra una desgracia”.

Refirieron que “los habitantes del ´Castillo del Terror´ también presumen estar bajo el amparo de la delegación Cuauhtémoc. Tenemos mucha preocupación debido a que en cualquier otro movimiento telúrico como el del 19 de septiembre, ahora se venga abajo el ´Castillo´, solo alberga invasores, malvivientes y gente que se dedica a actividades ilícitas como el consumo y venta  de enervantes, además del robo de autopartes y el asalto a transeúntes”.

Deja un comentario