Escrito por: Enrico Garibaldi

Debido al anuncio de la Asamblea Legislativa de la Ciudad de México,  de que buscaría retirar las estructuras de publicidad exterior en las azoteas de  las casas y edificios después de los sismos de septiembre pasado,  los concesionarios argumentan que antes de esto  deberá existir un acuerdo porque eso ocasionaría la pérdida de diez mil empleos.

Ante este panorama, el presidente de la Asociación Mexicana de Publicidad Exterior, Raúl Roldan Barrios acudió a la ALDF  para reunirse con legisladores de  todas las fuerzas políticas para manifestarles su intención de que se inicie un proceso de retiro calendarizado de las estructuras de publicidad exterior de las azoteas, pero con compromisos de las autoridades capitalinas de garantizar esta actividad de la cual dependen diez mil  familias.

Roldan recalcó “quiero dejar en claro que la estructura de un anuncio de publicidad exterior  pesa el equivalente a 30 personas con 80 kilos cada una, lo cual quiere decir que no se pone en riesgo la casa o el edificio y mucho menos la integridad de las personas”.

En tanto, el diputado local Víctor Hugo Romo Guerra adelantó que en la ALDF, ya existe una iniciativa de ley  que propone la  eliminación  de las estructuras de publicidad exterior de las azoteas de las casas, debido al gran peso que representan.

Mientras que su correligionario Leonel Luna Estrada, manifestó que la iniciativa de Ley sobre publicidad exterior que se discute en comisiones en la ALDF, es para seguridad de todos los capitalinos, “la ley es bien clara, porque en edificios y azoteas está prohibida la instalación de estructuras para publicidad exterior. Hoy la propuesta es sancionar hasta con tres años de cárcel a quien permita la instalación de este tipo de estructuras”.

Dijo que están dispuestos a trabajar en conjunto con los empresarios de esta industria.

Deja un comentario