• A 8 años de la extinción de LyFC, Jubilados del SME exigen transparentar los acuerdos entre la SEGOB y el pseudo líder Martín Esparza Flores que compromete 240 mil millones de pesos de pasivo laboral.

El próximo 11 de octubre, se cumplirán ocho años de que el gobierno de Felipe Calderón Hinojosa publicó el decreto que extinguió al organismo descentralizado Luz y Fuerza del Centro (LyFC), mismo que también estableció las bases para la desincorporación de sus propiedades. Cabe recordar que al momento de la extinción, la paraestatal registraba un pasivo laboral de 240 mil millones de pesos, según consta en el decreto, de los cuales, 80 mil millones de pesos correspondían a los trabajadores en activo y 160 mil millones al personal jubilado.

EmRPbqQH

A lo largo de estos ocho años, el proceso de liquidación y desincorporación de lo que fuera nuestra empresa, se ha caracterizado por la opacidad existente en los acuerdos pactados entre el gobierno federal y el pseudo líder Martín Esparza Flores, esto, con la supuesta intención de darle “una solución al conflicto laboral”, que dicho sea de paso, su fin, se ha anunciado en diversas ocasiones, sin embargo, los ex trabajadores continúan anhelando la tan negociada solución.

En este sentido, diversos medios de comunicación han dado a conocer que un grupo minoritario, encabezado por Martín Esparza constituyó a la empresa denominada “Generadora Fénix”, a través de la cual, la Secretaría de Gobernación (Segob) cedió el control de diversas plantas y centros de trabajo para que, en asociación con la trasnacional Mota Engil, la generación de energía eléctrica se explote a su conveniencia a cambio de que más del pasivo laboral de 44 mil sindicalizados.

La entrega de dichos pasivos laborales ha propiciado un sinnúmero de violaciones a diversos ordenamientos jurídicos en perjuicio de un número importante de compañeros electricistas, que no deben ser ignoradas por las autoridades involucradas. Por ello, exigimos que si ha Esparza Flores se le ha otorgado algún beneficio, este debe ser extensivo a cada uno de los 44 mil ex trabajadores de Luz y Fuerza del Centro, ya que de lo contrario, al restringir sus derechos, se está violando el “Protocolo de San Salvador” en materia de Derechos Humanos.

En este sentido, de comprobarse que existe un acto discriminatorio, los acuerdos pactados con Esparza Flores serían anulados jurídicamente. Es por ello que emplazamos, de nueva cuenta, al Lic. Miguel Ángel Osorio Chong, titular de la Segob, y a Martín Esparza Flores, para que transparenten el proceso de desincorporación y hagan públicos los acuerdos signados, para de esta manera evitar especulaciones que sólo causan confusión e incertidumbre entre nuestros compañeros.

Reiteramos, los jubilados no estamos en contra de que se otorgue a algún compañero, ya sea jubilado, separado o en resistencia, lo que por derecho le corresponda, es más, celebramos que puedan obtener trabajos para su desarrollo y beneficio, así como el de sus familias, pero no estamos de acuerdo en que el beneficio de unos perjudique el derecho de los demás.

One comment

Deja un comentario