Por: Allie Ann

Un grupo de diseñadores alemanes crearon una estructura móvil que busca disminuir los problemas ambientales relacionados con la contaminación del aire. El árbol de ciudad o Citytree es un bloque cuadrado capaz de absorber dióxido de nitrógeno y otras partículas como lo harían 275 árboles.

Cada uno de estos árboles artificiales aspiran 250 gramos de CO2 por día y capturan hasta 240 toneladas métricas al año. Las estructuras están construidas con paredes de musgo, ya que esta planta sirve como filtro natural del aire y no necesita tierra para vivir.

Cada instalación cuenta con sensores que controlan la humedad del suelo, la temperatura del aire y la calidad del agua, también tiene un sistema de riego que funciona con agua de lluvia y paneles solares que le dan electricidad.

Liang Wu la co fundadora de Green City Solutions, compañía que desarrolló el árbol, explica que el musgo es capaz de acumular todas las partículas contaminantes y transformarlas en nutrientes. El tipo de musgo de cada Citytree se elige dependiendo de las condiciones climáticas de la ciudad donde será colocado.

Este moderno dispositivo que se encuentra instalado en más de 20 ciudades, incluyendo Hong Kong, Glasgow y Bruselas, podría representar un apoyo para mejorar las condiciones climatológicas de grandes metrópolis.

Deja un comentario