Escrito por: Enrico Garibaldi

El asambleísta Juan Gabriel Corchado Acevedo recomendó a los habitantes de la metrópoli afectados por el síndrome post traumático que les dejaron los sismos de septiembre pasado acercarse a las instancias de gobierno, “la realidad es que es muy complicado el problema, por lo que es importante el apoyo psicológico que están dando algunas dependencias de gobierno”.

Mencionó “es necesario manejar adecuadamente estas consecuencias de estrés post traumático, hay casos de que muchas personas dejan una ventana abierta de sus casas para escuchar la alerta sísmica, no ponen seguros en las entradas para salir rápidamente, y otras acciones que no se realizaban antes del sismo del 19 de septiembre, sin duda son partes de los síntomas de esta afectación emocional”.

Reiteró que este un problema que tiene que ser atendido por profesionales, “antes de que avance el mal y se convierta en una enfermedad, de ahí que necesariamente se tenga que atender”.

En cuanto a los peritajes necesarios que permitan a los padres de familia tener confianza de enviar de nueva cuenta a sus hijos a las escuelas afectadas por el temblor, ya que algunos de ellas tienen más de 50 años de antigüedad, indicó “lo primero es los análisis de las estructuras que están realizando las autoridades de la Ciudad de México en coordinación con el gobierno federal, hay que entender que algunos peritajes son muy rápidos, pero no por eso son poco profesionales, hay que ver cómo están construidas las escuelas, algunas de ellas tienen su estructura a la vista no hay necesidad de aparatos especiales para realizarlo, salvo los casos de algunas que han sido etiquetados  requieren peritajes más exhaustivos y con equipo más especializado ante la duda de que si hay daños o no”.

Apuntó, “las escuelas que ya se abrieron son las que no requieren una revisión más exhaustiva, hemos visto que otros edificios requieren revisiones más exhaustivas, por lo que no se les han dado los dictámenes para reanudar labores, la realidad es que después de que pase este momento de premura, se realizarán de nueva cuenta la revisión de la totalidad de los planteles con aparatos especiales, por lo que hay que darle prioridad a las escuelas que tienen daños evidentes, y los que no los tienen en aras de que la ciudadanía recupere su vida cotidiana”.

Comentó, “la finalidad es evitarles un daño patrimonial a los habitantes de la CDMX, sin embargo, los padres que tengan alguna duda están en su derecho de pedir peritajes para aclararla, pese a que tengan el dictamen favorable, la intención es que tengan la tranquilidad de que no existe peligro, aunque hay que considerar que la metrópoli no cuenta con suficiente personal para realizar peritajes más exhaustivos  en el límite de tiempo necesario, hay que tomar en cuenta que tenemos edificios de departamentos, empresas, y la misma infraestructura de la Ciudad de México en revisión”.

Refirió “es necesario evaluar si tenemos el suficiente personal al servicio de los directores de obra, tomando en cuenta esta contingencia para que cuente con las autorizaciones que sean necesarias”.

Sobre el megaterremoto que vendría de las costas de Guerrero que se difunde en redes sociales, Corchado Acevedo, manifestó “se conocen muchas cosas por estas redes, para algunos son de gran valía, otros las utilizan para difundir el pánico, no sabemos sus motivos van desde carácter psicológico a lo político, es difícil conocer sus intenciones, por eso hay que revisar las páginas serias, autorizadas como las del Sistema Sismológico Nacional, el Instituto de Geofísica de la UNAM y otras, para conocer si en realidad esto puede suceder, los especialistas en la materia dicen que no hay manera de predecir un sismo en tiempo y forma”.

Deja un comentario