Escrito por: Enrico Garibaldi

La legisladora local Elizabeth Mateos Hernández, aseguró que el  Gobierno de la Ciudad de México debe aplicar medidas emergentes de apoyo a favor de quienes padecen el suministro de agua potable tras los sismos en la Ciudad de México, mediante la condonación del pago correspondiente a dos bimestres de consumo.

Mencionó que tras la emergencia de septiembre pasado, se interrumpió la entrega habitual del vital líquido en perjuicio de una gran cantidad de familias, como en Iztacalco, por ejemplo, donde permanecen sin abasto una buena parte de la población en las colonias Pantitlán y Agrícola Oriental.

Pidió también a la Procuraduría Federal del Consumidor que vigile y realice operativos para fiscalizar la entrega del agua a través de pipas que prestan el servicio de manera privada.

Señaló que el beneficio tributario para quienes carecen o carecieron del suministro puede establecerse con información que proporcionen las delegaciones políticas, las cuales conocen las colonias que resultaron afectadas.

Recordó que el agua potable es un recurso vital para todos los seres humanos, que da soporte a la vida y es indispensable para la salud y el bienestar de las familias, por lo que su acceso es un derecho humano fundamental.

Apuntó “es una garantía constitucional establecida en el Artículo 4º, párrafo Quinto, en el que se consigna que toda persona tiene derecho al acceso, disposición y saneamiento de agua para consumo personal y doméstico en forma suficiente, saludable y asequible. El estado garantizará ese derecho”.

Deja un comentario