Escrito por: Reyna Luna Newcombe

San Benito, Texas.- Texas reconoce que los Texas Rangers, mataron a cientos, quizá miles de mexicanos o mexicoamericanos en la época más negra de su historia a fines del siglo XIX e inicios del XX.

Con un historical marker, admite uno de los episodios más negros que los libros de Historia esconden en el rincón de la vergüenza, una matanza cruel y ventajosa hecha por los Texas Rangers bajo la justificación de “buscar bandidos” de la Revolución Mexicana.

“La sección de la carretera entre San Benito y Brownsville fue escenario de incontables asesinatos de prisioneros sin el debido proceso”, dice la placa renegrida, como la historia que cuenta.

Una de las primeras víctimas fue Rodolfo Muñiz, quien fue linchado en esta ruta el 29 de julio de 1915.

“Mientras estaban bajo la custodia de la policía local se estima que cientos, posiblemente miles de mexicanos y mexicanos murieron.

Por temor, muchas familias huyeron de Brownsville a Matamoros”, agrega.

Eran tiempos de descarada y permitida discriminación y el único México-americano en el Congreso texano era José Tomás Canales quien en 1919 introdujo una iniciativa de ley que ponía fin a la violencia.

Un siglo después su sobrino, el legislador Terry Canales, continúa en la pelea:

“Desde la fundación de Texas, los latinos hemos peleado por nuestros derechos; es increíble que a 100 años de distancia, la historia parece que se repite con la SB4” (ley que prohíbe las ciudades santuario en Texas)”.

Elma Ortíz González lamenta como su abuelo, Paulino Cerda, fue asesinado entonces en Laguna Seca, un poblado cercano: “No creí que un día iban a reconocer el pasado, lo que le pasó a mi abuelo, Paulino Cerda, que fue muy triste para mi abuela”, cuenta.

Entre los familiares de las víctimas hubo un invitado especial, un bebé nacido hace semanas, Ammy González, la última descendiente de un México-americano asesinado por el “delito” de no ser sajón.

Así Texas reconoce ser un estado racista que desde su fundación reniega de su sangre hispana.

Trinidad Gonzalez carga a Ammy, la ultima descendiente de la matanza de 1915

Pie de foto: Trinidad González, carga a su nieta Ammy.

LOS SOBREVIVIENTES DE LAS VICTIMAS

Pie de foto: Elma Ortíz González, familiar del mexicano asesinado (de blusa estampada) acudió a la ceremonia.

LA PLACA

Pie de foto: El legislador Terry Canales y familiares de víctimas en la develación de la placa.