( Gomez y García)

Coco de Pixar nos da una aproximación a una pregunta poco difundida, porque una parte de  la sociedad americana y su ejecutivo, adoptaron una posición tan agresiva hacia los mexicanos y el TLC.  Por miedo y desprecio, ambas cosas cuestionables, cierto, pero interesantes de analizar sociológicamente.

El segmento más conservador de la sociedad americana tiene temor de que la cultura mexicana y americana se integre, se complementen y conformen una nueva cultura. Y después de ver Coco, creo que tiene toda la razón, pero creo que ya llegaron tarde, el proceso de integración cultural ya se dio.

Que poderosa obra intelectual, que sensibilidad y profundidad. No coincido con los críticos, Coco no refleja la tradición del día de muertos la reinventa y a la posiciona como un producto de marca internacional.

Nuestros conservadores podrán argumentar la poca sensibilidad que implica, convertir un evento cósmico en una marca registrada. Sin embargo, tanto los conservadores de aquí como de haya se ha visto rebasados.

Coco tiene la profundidad del día de muerto de  los mexicanos, y la mercadotecnia de los americanos. Coco marca el inicio de una poderosa unión entre ambas culturas….por eso nos querían fuera de su territorio, ¿qué temor, qué miedo?

La aldea global ya no es un concepto, es una realidad, y puede cambiar seriamente la relación del poder que se encuentra vigente en nuestros días. Por cierto Disney se convierte de una manera natural en el padrino de este fenómeno cultural. Habrá quien diga que solo es dinero, o política, no coincido.

En lo inmediato quien sabe que pase con el TLC, pero en lo inmediato, en 7 años y en 20 veremos muchas manifestaciones culturales sobre esta unión entre americanos y mexicanos. Y eso mis jóvenes lectores puede cambiar el mundo, tal vez estemos ante el surgimiento real de la famosa aldea global.