Escrito por: Reyna Luna Newcombe

San Antonio, Texas.- La última masacre ocurrida en Texas dejó al descubierto la irresponsabilidad al interior del mismo gobierno norteamericano.

Devin Patrick Kelley, el joven asesino solitario de 26 años mató a 25 personas en Sutherland Springs, Texas un pequeño pueblito de no más de 700 habitantes.

Tras la masacre surgen mil preguntas: Porqué la Fuerza Aérea no boletinó la deshonrosa salida de sus filas? Cómo es que Dervin pudo hacerse de las armas?

Con un pasado tan violento, (como haber fracturado el cráneo a su hijastro, haber salido deshonrosamente de la Fuerza Aérea y haber escapado de un hospital para enfermos mentales) porqué la suegra al recibir los mensajes amenazantes de Devin no hizo algo?

Quién era Devin Kelley que ni los más expertos forenses del FBI en las propias oficinas  en Quantico, Virginia, han podido abrir el teléfono cuya “clave´ de seguridad eran sus propias huellas digitales?

Porque el FBI no consideró que el sistema de seguridad de su teléfono no funciona después de determinado tiempo de no usarlo? Ahora, será posible que jamás conozcamos algo más del sujeto que a sangre fría mató a 25 personas?

Este país guerrero es el más poderoso del mundo. Millones envidian el american way of life, pero muy pocos se ponen a pensar sobre la herencia que posiblemente esas guerras pudieron haber dejado en sus soldados.

Este país está gravemente enfermo. Sus guerras, sus drogas, su soledad, su afán de acaparar más a costa de lo que sea, lo está desangrando. Los resultados saltan a la vista y el precio lo están pagando inocentes.

Tal vez la masacre ocurrida en Sutherland Springs llame al país a la reflexión. Las armas, son la razón?

Sin duda, la desgracia ocurrida pudo prevenirse.

Cuántas demandas contra las autoridades empezarán a archivarse en las cortes?

Cuántos enfermos mentales que ya han dado muestra de su violencia andan sueltos? Cuántos que no lo han hecho, podrían hacerlo?

Cuántos Devins andan sueltos?

devin patrick kelley 1devin patrick kelleyrostro asesino