Por: Allie Ann

Aunque el Universo aún resulta un misterio, ya se pueden hacer cálculos del tiempo de vida que tienen las estrellas, entre ellas el Sol, al que aún le quedan cinco mil millones de años antes de convertirse en nebulosa planetaria y morir.

Las nebulosas planetarias ayudan a los astrónomos a conocer el proceso por el que pasan las estrellas al agotar su combustible nuclear. El estudio de éstas ha permitido saber que el Universo está formado por hidrógeno, helio, carbono, nitrógeno, oxígeno, neón, hierro, azufre y argón; además de la composición química y futuro de las estrellas.

El periodo de agonía de estos cuerpos celestes que brillan con luz propia es entre diez mil y 30 mil años. Durante este proceso formarán nuevas estrellas con combinaciones químicas diferentes, afirmó en un comunicado Silvia Torres, investigadora emérita del Instituto de Astronomía de la UNAM.

¿Cómo se calcula el tiempo de vida de una estrella?

Se hace a través del espectro electromagnético de estos astros: se analiza la radiación desde el infrarrojo hasta el ultravioleta, donde los científicos identifican los gases presentes en las nebulosas. De esta forma, ellos pueden ver si el combustible nuclear está a punto de agotarse o no.

El estudio de las nebulosas planetarias comenzó con Charles Messier, desde entonces los astrónomos se pusieron a investigarlas, pues revelan la fase final de las estrellas y “se pueden ver con un pequeño telescopio como nubes difusas”, detalló Torres.

Deja un comentario