Escrito por: Enrico Garibaldi

A fin de garantizar el derecho humano de acceso a una vivienda digna a los 3.5 millones de habitantes que vivían hasta 2014 en ocho mil unidades habitacionales de la Ciudad de México, el diputado local Iván Texta Solís solicitó a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) garantizar opciones financieras para atender el riesgo estructural que representan estos espacios ante posibles sismos en la capital.

Texta Solís mencionó que una vez que la Cámara de Diputados aprobó esta semana el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) 2018, el presidente de la Comisión de Rendición de Cuentas y Vigilancia de la Auditoría Superior de la Ciudad de México en la ALDF consideró insuficientes los 2 mil 500 millones planteados para el Fondo de Capitalidad, lo que representa casi una disminución del 50% comparado con los más de 4 mil millones otorgados en años anteriores, pese a la emergencia vivida en recientes días.

Advirtió que hay unos 270 mil inmuebles con vulnerabilidad ante terremotos, para lo cual se requieren 208 millones de pesos, de acuerdo con el informe “Modelo para Prevenir Riesgos de Colapsos Masivos ante la Presencia de Movimientos Telúricos de Gran Magnitud”, que fue presentado ante el Senado especificando que fue realizado antes de los sismos de septiembre.

Refirió que en este documento elaborado por el Instituto de Seguridad de las Construcciones, existen conjuntos habitacionales en alto riesgo estructural, como la Unidad Habitacional Lindavista Vallejo y SCT Vallejo, en la delegación Gustavo A. Madero; las unidades habitacionales Amado Nervo, Zacatenco, Tenochtitlán y Nueva Tenochtitlán, en Tláhuac.

También las unidades habitacionales Transportistas, en la delegación Iztapalapa, Nonoalco Tlatelolco, en la Cuauhtémoc, y Jardines de Ceylán, en Azcapotzalco. Además, se considera que las colonias con vulnerabilidad estructural son: Roma, Moctezuma, Obrera, Juárez y Tabacalera.

Pidió al Instituto de Seguridad de las Construcciones actualizar el estudio realizado, pues con seguridad el panorama no es el mismo después de los terremotos y las necesidades se incrementaron, por lo cual es necesario el monitoreo constante en las 16 demarcaciones de la capital, a fin de evitar tragedias mayores. 

Deja un comentario