Por: Allie Ann

Sabemos que en estos días es muy difícil que una persona adulta logre dormir 8 horas diarias, que es lo que expertos recomiendan, pues dan prioridad a las actividades que deben hacer y no se permiten descansar.

Sin embargo, no saben que al desvelarse de esa manera están afectando el funcionamiento del cerebro. Para este órgano, no dormir lo suficiente es como si diario tomaran bebidas alcohólicas en exceso.

Las neuronas son las más afectadas

La comunicación entre ellas es lento. Investigadores de la Escuela de Medicina David Geffen de la Universidad de Los Ángeles, California (EE.UU.) y la Universidad de Tel Aviv (Israel) trabajaron con doce personas con epilepsia, a quienes le implantaron electrodos en sus cerebros para registrar dónde se originan sus ataques.

Los participantes se mantuvieron despiertos toda la noche y tenían que ordenar diferentes imágenes en diversas categorías lo más rápido posible.

Científicos observaron que cuanto más tiempo pasaba, más somnolientos y cansados estaban los pacientes, más difícil les resultaba la categorización y ejecutaban lentamente.

También descubrieron que las células cerebrales que más tardaban en responder estaban asociadas con ondas cerebrales más lentas. Lo que muestra que las regiones seleccionadas de los cerebros estaban dormitando, provocando lapsos mentales.

De esta forma se puede hacer un comparativo entre los efectos que produce beber demasiado y el no dormir: una parte del cerebro se adormece o “apaga”, provocando lentitud al ejecutar tareas.

Deja un comentario