Por: Allie Ann

La contaminación de la atmósfera afecta a un gran porcentaje de las ciudades del mundo, los altos índices de smog infectan hasta el ambiente dentro de nuestras casas.

A pesar de que no se ha encontrado una manera de limpiar por completo la polución aérea de la ciudad, investigadores han descubierto una forma de mantener el aire envenenado fuera de casas y edificios.

Un equipo de científicos de la Universidad de Tsinghua en Beijing y de la Universidad de Standford en California desarrollaron ventanas capaces de retener la contaminación. El proceso es a través de polímeros que contienen nitrógeno (material comúnmente usado en guantes de goma y tiendas de campaña) y que pueden bloquear la entrada de contaminantes al interior de los hogares.

El polímero se aplica sobre la superficie de las ventanas, una delgada capa protectora de nanofibras que evita la entrada de las partículas contaminantes a través del cristal. La prueba realizada en Beijing, bajo condiciones de aire llenos de partículas dañinas, consiguió filtrar durante 12 horas el 90% de estas peligrosas moléculas que pueden ser causantes de cáncer de pulmón y ataques cardíacos.

Esta tecnología podría hacer de oficinas, casas y centros comerciales, espacios más seguros y con condiciones favorables para respirar.

Deja un comentario