Por: Allie Ann

La viruela sísmica, también conocida como viruela del mono o monkeypox es una enfermedad rara que se da en las zonas de África central y occidental, cerca de las selvas tropicales, principalmente.

Se descubrió en 1958 en una colonia de monos que formaban parte de una investigación. El primer caso humano se registró en 1970 en la República Democrática del Congo en una época donde se trataba de erradicar la viruela.

El monkeypox infecta a las personas a través del contacto con animales salvajes y luego se propaga de persona en persona.

Síntomas:

Produce fiebre y erupciones en la piel que se ven similares a quemaduras de cigarro.

Mata a 1 de cada 10 personas que la padecen y no tiene cura. Junto con el ántrax y el ébola es una de las enfermedades más peligrosas.

Brotes:

En 1996 y 1997 se produjo una epidemia en la región del Congo. También en 2016 se reportaron numerosos casos de esta enfermedad en toda África, y aunque es muy común en ese país, un brote que inicia en selvas tropicales como la de Manfoueté en el Congo, puede llegar a grandes ciudades de cualquier continente en menos de 36 horas.

Por ejemplo, en 2003 un bote de 800 mascotas exóticas provenientes de África con esta enfermedad llegó a Estados Unidos y afectó a cuarenta y siete personas. Dos años después se registró un brote en Sudán y una serie de casos más en África.

Desde enero de 2017, en la República del Congo se han reportado más de 87 casos sospechosos de viruela del simio. Los científicos siguen investigando sobre esta rara enfermedad. De hecho, un equipo de investigación ecológica de Atlanta fue enviado por el Centers for Disease Control and Prevention (CDC), en agosto, para tratar de encontrar más información sobre las formas de erradicarla.

Deja un comentario