Por: Reyna Luna Newcombe

San Antonio, Texas.- Cada vez son más las iglesias de Texas, de diferentes denominaciones- las que se han unido en una cruzada para proteger al inmigrante indocumentado de los peligros de la deportación y las autoridades norteamericanas no están muy felices de que ya sumen 27.

Refugiados en ellas están varios inmigrantes, especialmente centroamericanos, entre ellos el Salvadoreño César Alirio Palacios Gámez.

A las iglesias no hay policía que entre y eso lo saben -y aprovechan-  los inmigrantes indocumentados.

Alirio Gámez, como se le conoce acá al salvadoreño, quería romper su claustro pasado este miércoles para viajar en una caravana con personas que le apoyan para enfrentarse a ICE (Immigration and Customs Enforcement) y pelear su caso pero apostó por la prudencia y no dejó las cuatro paredes de la iglesia.

Aunque ha recibido muestras de apoyo que van desde líderes religiosos y pro inmigrantes hasta políticos, para ICE no es más que un fugitivo.

Palacios al que le fue negado asilo en Estados Unidos con orden de deportación desde mayo pasado, pidió refugio al gobierno porque afirma que su vida y la de su familia peligra en su país de origen.

En Septiembre 5, días después de que entrara en vigor la Ley antiinmigrante y que prohíbe las ciudades santuario en Texas,  Alirio decidió refugiarse en la Iglesia First Unitarian Universalist.

Para varias organizaciones, Palacios debe ser dejado en libertad  pues afirman que no significa un peligro para la comunidad y dos mil firmas de texanos lo respaldan.

Pero aunque ICE enfoca sus recursos en atrapar inmigrantes con antecedentes criminales, la agencia ha dejado claro que “no hay excepciones, clases o categorías”  de inmigrantes con orden de deportación, explica la vocera de ICE, Nina Pruneda en un comunicado.

Los analistas pronostican que cada vez sean más los inmigrantes que opten por las iglesias como sus residencias ante la mano dura del Presidente Trump y su política antiinmigrante, pero al mismo tiempo temen que el “respeto” a la Iglesia sufra un deterioro y entre a cumplir la ley.

alirio amez en austinStill1207_00001Still1207_00000