Escrito por Lic. Graciela Vallejo

Es sin duda una de las celebraciones más importantes a nivel nacional,  apapachar a los pequeños del hogar y para ello los padres realizan diferentes actividades para que sus hijos la pasen al máximo.

Existen diferente lineamiento establecidos para la protección de los derechos de los niños, tal es el caso del derecho de familia  el cual lo encontramos en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos en su artículo número 4, donde da origen a la libertad de un varón y una mujer para elegir de manera libre, responsable e informada sobre el número de hijos que deseen tener, al conformar una familia.

Posteriormente este mismo artículo hace referencia, al derecho que tiene una familia para disfrutar de una vivienda digna y decorosa, la cual el Estado es parte de los instrumentos y apoyos necesarios a fin de alcanzar estos objetivos, dicho lo anterior los niños tienen derecho de un hogar digno.

En este mismo orden de ideas, también hace mención de que los niños y las niñas tienen derecho a que se les satisfagan sus necesidades básicas, tal es el caso de la alimentación, salud, educación y de un sano esparcimiento para su desarrollo integral y con ello poder desenvolverse de manera adecuada dentro de una sociedad.

A todo esto el Estado juega un papel primordial en el buen desarrollo de la niñez, el cual proveerá lo necesario para propiciar el respeto a la dignidad, como al ejercicio pleno de sus derechos, al establecer la norma jurídica que proteja y resguarde al menor mediante las atribuciones competente que emanan del  Poder Legislativo y del Poder Judicial,  este último con la colaboración del Ministerio Publico.

            De esta manera  el Estado otorga facilidades a los particulares para que coadyuven al cumplimiento de los derechos de la niñez.

Por otro lado los ascendentes, tutores y custodios deberán brindar y preservar los derechos de los pequeños en los hogares, bajo su cuidado y en ninguna circunstancia utilizarlos para beneficio propio, ni para almacenar sus bienes, mucho menos para explotarlos sexualmente, de hacerlo son acreedores a penalizaciones que van desde multas hasta  la cárcel.

Es importante resaltar los valores en los adultos y buscar que las leyes se cumplan, ya que cada día es más frecuente la trata de niño, el robo de infantes, el contrabando de órganos y explotación infantil.

Habría que revisar estas leyes y poner penas más estrictas, para que no se comentan estos delitos en contra de quienes son la alegría de los hogares.