Por: Allie Ann

Hasta hace un siglo no se sabía con precisión qué ocasionaba los temblores de la Tierra. En la década de 1960 finalmente se confirmó que los movimientos de placas tectónicas eran una de las principales causas. Estas se encuentran en movimiento perpetuo, ocasionando temblores todos los días.

Cada año ocurren 500 mil temblores en el mundo, de los cuales 100 mil son perceptibles, aunque su intensidad no provoca mayores daños. A la fecha, no existen técnicas que puedan asegurar su ocurrencia con antelación. Aunque los animales pueden sentir las vibraciones del subsuelo, esto generalmente ocurre cuando el temblor ya está en marcha sobre la superficie, así que no son fuente confiable.

Un análisis estadístico del Instituto de Geofísica de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), estimaba lo ocurrido en el país durante el siglo pasado:

“En promedio, en México ocurren 5 sismos de magnitud mayor o igual a 6.5 cada 4 años… Sismos de menor magnitud ocurren con mayor frecuencia, por ejemplo cada año se registran más de 100 con magnitudes mayores o iguales a 4.5, mientras que se espera un sismo con magnitud mayor o igual a 7.5 cada 10 años”.

Esto sin embargo no constituye una ‘predicción’ como tal.

Tal es el caso de quienes generan noticias falsas, y entre estos hay gente que asegura tener un “don” para predecir la hora y el lugar exactos donde ocurrirán temblores. Esto es mentira. Por si fuera poco cuentan además con miles de seguidores que los respaldan sin mediar razón, sin entender que lo único que generan es ruido y provocan pánico entre la sociedad, con argumentos sin fundamento claro o francamente absurdos.