El jefe de Gobierno de la CDMX, José Ramón Amieva Gálvez encabezó la entrega de recursos por más de 120 millones de pesos para la rehabilitación del inmueble ubicado en Tlalpan 550, colonia Moderna, delegación Benito Juárez, que sufrió daños severos a causa del sismo del 19 de septiembre de 2017.

Amieva mencionó que para el pago del 100% del Proyecto Ejecutivo de Rehabilitación se otorgaron 2 millones 211 mil 108 pesos con 22 centavos y 116 millones 972 mil 376 pesos, a través del Fideicomiso Público para la Reconstrucción y Rehabilitación de vivienda de uso habitacional, para la ejecución de los trabajos de rehabilitación, en beneficio de mil 200 personas que habitaban los 390 departamentos ubicados en esa construcción de 34 mil 42 metros cuadrados.

Reiteró la importancia de generar las condiciones para que las familias ejerzan el derecho a vivir dignamente, en un espacio seguro, tranquilo y confortable, condición válida y justa que hoy se materializó, a través de la asignación de recursos públicos que provienen de las contribuciones de las y los capitalinos.

Apuntó, “no hay recursos mejor empleados que los que se destinan a devolver el hogar a quien lo ha perdido todo, esto es una manera de retribuir a las y los habitantes de la Ciudad de México que contribuyen, a través del pago de sus impuestos, a que las personas en situación de vulnerabilidad abandonen esa condición y vivan tranquilamente”.

Subrayó, “en este sitio, a pesar de la incertidumbre derivada del sismo, prevaleció el espíritu de solidaridad y organización para lograr acuerdos enfocados a la recuperación del patrimonio familiar, a fin de volver a contar con un espacio seguro y confortable, donde se vuelvan a escribir historias de felicidad y convivencia y disfruten de su hogar como hasta antes del fenómeno natural ocurrido el año pasado”.

Refirió, la situación de Tlalpan 550 que cuenta con 17 niveles, contados a partir de la banqueta más un sótano, despertó interés especial, porque a pesar de ser un conjunto habitacional con menor antigüedad, ocho años en las torres A y B; y 6 en la C y D, sufrió severas graves afectaciones, situación que implica que ante un sismo todas y todas somos vulnerables.