Durante el primer año de la administración de Miguel Ángel Yunes Linares en Veracruz se habrían desviado recursos por más de 338 millones de pesos, informó el auditor general del Órgano de Fiscalización Superior (ORFIS) del estado, Lorenzo Antonio Portilla Vásquez.

De acuerdo con Reforma, en el informe de la Cuenta Pública 2017, el ORFIS indica que las dependencias que reportaron un daño patrimonial son la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol), Protección Civil, Secretaría de Desarrollo Agropecuario, Rural y Pesca (Sedarpa), y Espacios Educativos.

La auditoría también detalla que se detectó un deterioro por más de mil 22 millones de pesos en el ejercicio del gasto de 153 municipios y dos organismos paramunicipales, entre ellas la comisión de agua potable y saneamiento de Xalapa y Lerdo de Tejada.

Los ayuntamientos más afectados fueron Coatzacoalcos con 142.2 millones de pesos, San Andrés Tuxtla con 56 millones de pesos, Pueblo Viejo con 25 millones de pesos, Lerdo de Tejada con 24 millones de pesos, Naolinco con 22 millones de pesos, Emiliano Zapata con 50 millones de pesos, Álamo con 27.9 millones de pesos, Ixhuatlán de Madero con 34.5 millones de pesos, y Las Choapas con 26.3 millones de pesos.

Xalapa tuvo un daño patrimonial de 7 millones de pesos, mientras que Coatepec tuvo un daño patrimonial de 9 millones de pesos.

En general, se descubrieron inconsistencias como anticipos de salarios, así como contratos de obra pública no amortizados y/o recuperados, traspasos de recursos entre fondos no reintegrados a sus cuentas bancarias de origen y saldos de deudores diversos cancelados sin evidencia documental.